24 de junio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Un ataque israelí contra un campo de refugiados en Rafah deja decenas de muertos, según Hamás

Al menos 35 personas murieron, entre ellos mujeres y niños, y decenas resultaron heridas tras un ataque israelí en un campo de refugiados cerca de Rafah, en Gaza, según comunicó el Ministerio de Salud gazatí, controlado por Hamás.

El ejército israelí confirmó que había llevado a cabo un ataque aéreo dirigido contra un complejo de Hamás en la zona y tenía constancia de un incendio en el lugar que había causado daños a los civiles. En un comunicado posterior, informó que dos dirigentes de Hamás habían muerto en el ataque. Las fuerzas armadas dijeron que continuaban revisando lo ocurrido.

Civiles quedaron atrapados entre las llamas

La Media Luna Roja informó que sus ambulancias habían trasladado a un “gran” número de heridos a la clínica Tal as Sultan y hospitales de campaña en rafah, donde apenas quedan centros médicos operativos, y que “numerosos” civiles quedaron atrapados por las llamas que dejó el ataque.

Según el Ministerio de Salud de Gaza, el ataque impactó en un campamento de refugiados ocupado por palestinos desplazados por la guerra en Gaza, en una designada como de protección humanitaria y alejada de donde se han producido las operaciones militares recientes.

Pero el Ejército israelí dijo que había utilizado armas de precisión contra blancos legítimos.

Hamás lanzó el domingo su primer ataque con cohetes contra Tel Aviv en meses.

Horas antes, Hamás había lanzado ocho cohetes desde Rafah hacia Tel Aviv, la mayor ciudad de Israel, en el primer ataque de este tipo desde enero.

Los habitantes de Tel Aviv tuvieron que ponerse a cubierto cuando comenzaron a sonar las sirenas de alerta de bombardeo en el centro de la ciudad.

Ocho cohetes fueron interceptados por sistemas de defensa aérea o cayeron en el campo, según informaron las autoridades israelíes.

Aunque no se reportaron heridos, el ataque recuerda la amenaza que Hamás supone para los civiles israelíes.

Hamás dijo que el ataque sobre Tel Aviv fue la respuesta a la “masacre de civiles” palestinos por parte de Israel.

Millones se habían refugiado en el lugar

La ofensiva militar israelí en Rafah continúa, a pesar de que la Corte Internacional de Justicia dictaminó el viernes que debe detenerse y a los llamamientos de Estados Unidos al gobierno israelí a que evite el castigo a los civiles que se han refugiado en esta área en el sur de Gaza de las bombas en el resto de la franja.

Aproximadamente 1.5 millones se habían refugiado allí del combate en otras partes de Gaza, según Naciones Unidas.

El ejército israelí continúa su avance hacia el extremo sur de Gaza para expulsar a Hamas de lo que llama su “último gran bastión”. Afirma que algunos de los rehenes israelíes que tomó Hamás en su ataque del 7 de octubre se encuentran allí.

La nueva jornada de violencia llega antes de nuevas negociaciones de alto el fuego entre Israel y Hamas, que se espera que se reanuden la próxima semana.

La campaña militar de Israel en Gaza comenzó después de que hombres armados liderados por Hamas atacaran Israel el 7 de octubre, dejando alrededor de 1,200 personas muertas y llevándose como rehenes a 252.

Casi 36,000 palestinos han muerto en la guerra desde entonces, según el ministerio de salud de Gaza que controla Hamás.