18 de mayo de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Hombre baleado afuera de su casa en Brooklyn, a pocos pies de la escena de un doble asesinato

Un hombre recibió un impacto de bala a las afueras de su casa en Brooklyn la madrugada del domingo, precisamente al final de la cuadra de la escena de un doble homicidio ocurrido en 2022.

Identificado como Maurice Boodie, de 24 años, estaba de pie afuera de su edificio y cuando fue disparado en el pecho y la pierna derecha en Strauss St. cerca de Newport St. en Brownsville alrededor de las 12:10 de la madrugada, informaron las autoridades.

Los paramédicos trasladaron a la víctima al Hospital Universitario de Brookdale, donde murió alrededor de una hora después.

Los funcionarios del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) no han hecho detenciones al respecto.

Una residente recordó haber escuchado un fuerte “estallido” que la despertó del susto.

Estaba escuchando si había gritos después, pero no escuché nada”, dijo la mujer, que no quiso permanecer en el anonimato. “Luego, más tarde, sirenas”.

La familia y los amigos visitaron el bloque tras el tiroteo, al que se refirieron cariñosamente a Boodie como “Mo”.

Era una muy buena persona, muy tranquilo [y] nunca se metía en problemas”, manifestó un primo que no quiso ser identificado. “Sé que su madre no puede estar ahí ahora. Es su sangre todavía en el suelo y todo”, informó Daily News.

“Es demasiado en este momento”, añadió el primo.

Una vecina se cuestionó por qué lo habrían atacado e indicó que no podía pensar en nadie con quien Boodie tuviese algún problema.

“[Él] simplemente era cariñoso”, dijo la mujer, que solo se identificó como Sonya. “Me sorprendí cuando me enteré”.

El hecho tuvo lugar a media cuadra de un restaurante antillano en Strauss St. donde los empleados Eyon Johnson y Damien White fueron asesinados en un tiroteo el 27 de octubre de 2022.

Sawandi Galara, de 46 años, fue detenido por los homicidios en febrero del año pasado y acusado de asesinato.

“Llevo aquí siete años [y] no salgo a la calle”, dijo un vecino. “No voy a quedarme en la entrada”.