19 de junio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Hispano enfrenta hasta siete años de prisión tras balear a ladrón que entró en su tienda en Queens

El dueño de una licorería en Queens podría ser condenado a siete años de cárcel tras observarse en un video que le disparó a un supuesto ladrón que había sido expulsado del establecimiento junto con su cómplice, pero el jefe de la organización de bodegas ha solicitado a los fiscales que retiren los cargos en su contra.

Identificado como Francisco Valerio, de 53 años, es el propietario de Franja Wine and Liquors en Ridgewood, Queens, atrapó a los dos sujetos robando botellas de alcohol de la tienda a las 7:40 de la noche del lunes y los echó con la ayuda de uno de sus trabajadores, informó la Oficina del Fiscal del Distrito de Queens.

En el material audiovisual del interior de la licorería se muestra a uno de los sospechosos vestido de rojo intentando guardarse una botella de alcohol en la chaqueta.

Afuera del establecimiento, la situación se tornó violenta cuando el sospechoso identificado como Kevin Pullatasi, de 20 años, cargó contra la puerta de la tiendaEmpujó la puerta contra el empleado, quien respondió agitando su mano antes de empezar una pelea a gritos. El trabajador del local es el hermano del propietario.

Pullatasi se alejó antes de dejar caer su bolso y atacar la puerta una vez más. Se puede ver al sospechoso en el video tratando de patear y golpear al empleado de la tienda.

Fue cuando el hispano dueño de la licorería, aparece en las imágenes y se le puede ver tratando de golpear con una pistola a Pullatasi, quien cayó al piso tras ser impactado de bala. Tras ser disparado, el sujeto se arrastró contra un vehículo antes de que Valerio se acercara para ver como estaba.

Valerio fue acusado de agresión de segundo y tercer grado, peligro imprudente en primer grado y posesión criminal de un arma en cuarto grado.

Sin embargo, la Oficina del Fiscal del Distrito dice que el hispano tiene permiso de portación oculta y que el arma estaba escondida en la parte de atrás de su cintura.

Pullatasi, quien fue trasladado al hospital con una herida de bala, fue acusado de hurto menor, al igual que Edwin Poaquiza. Los fiscales dicen que ambos robaron dos botellas de alcohol, informó Fox News.

“Los tres acusados ​​en este incidente tendrán que responder a los cargos en su contra”, expresó la fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz, en un comunicado.

Después de que estos ladrones atacaron la tienda, se recuperó la mercancía robada y los dos hombres fueron escoltados fuera de la tienda. En ese momento, el dueño de la tienda fue atacado físicamente por uno de los hombres. Desafortunadamente, como se alega, eso llevó a un tiroteo imprudente por parte del dueño de la tienda en una vía pública a plena luz del día.”

La decisión de procesar a Valerio fue criticada por Fernando Mateo, fundador y representante de United Bodegas of America, quien dijo que los sospechosos habían atacado la tienda al menos cuatro veces en el pasado.

“Hay que detener a los ladrones de viajeros frecuentes, tenemos derecho a defendernos a nosotros mismos, a nuestros negocios y a nuestras comunidades”, manifestó Mateo. “Los fiscales de distrito deben dejar de procesar a las víctimas y acusar a los delincuentes cuando cometen delitos“.

Mateo indicó que los propietarios de negocios se enfrentan frecuentemente a saqueos, hurtos, asaltos y robos, entre otros crímenes. Además, criticó las políticas de Nueva York que comúnmente se perciben como suaves contra la delincuencia, incluyendo la reforma de las fianzas, que exigió que se modificara.

“Francisco Valerio es propietario de armas con licencia, ha estado casado durante 30 años, tiene dos hijos y se graduó en Columbia. Es propietario de una licorería y miembro de la comunidad del distrito 83. Perderá todo por lo que ha trabajado si es procesado.”, señaló Mateo.

“La fiscal del distrito Malinda Katz tiene su futuro en sus manos, debe retirar los cargos”.

Los residentes cercanos al establecimiento dieron a conocer que respaldan las acciones de Valerio.

“Él tenía permiso para portarlo y lo estaban agrediendo, y fue un accidente. No debería estar en problemas”, dijo un vecino.