21 de febrero de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Habló la madre de migrante latino asesinado en refugio en Nueva York

Grimey Ceballos, madre de un inmigrante venezolano apuñalado en un refugio de Randall’s Island, en Manhattan, dijo que el sueño de su hijo “estaba casi logrado” después de que emprendió en octubre del año pasado el largo recorrido, por vías irregulares y peligrosas, para llegar hasta Estados Unidos, donde esperaba vivir en condiciones dignas.

La mujer, en conversación con Univision, dijo no tener mayor información que lo que han reseñado los medios de comunicación sobre el hecho, ocurrido el viernes 5 de enero pasadas las 7:00 de la noche, cuando Dafrén Cañizalez hacía fila para recibir comida en el refugio.

En la formación, se habría generado una pelea con el peruano Moisés Coronado, de 27, quien se encontraba con dos sujetos. Los acusados persiguieron a la víctima hasta afuera del refugio, la acorralaron y la apuñalaron en el pecho con un cuchillo de cocina.

Ceballos indicó que la víctima, de 24 años, estaba con su novia. Ambos habían decidido viajar a Estados Unidos por una mejor vida y un mejor futuro y salieron de su país a principios del pasado mes de octubre.

“Eso fue impactante (el crimen), nosotros no esperábamos eso. Ya habían pasado todo el trayecto, pensábamos que estaba casi logrado su sueño“, manifestó la madre del joven a Univisión.

La familia del migrante venezolano aseguró que ha recibido “gran apoyo” por parte de las autoridades venezolanas y aseguró que están haciendo todos los trámites necesarios para repatriar el cuerpo. “Esperamos que tengamos pronta respuesta y un resultado positivo”, expresó.

Dijo asimismo que la víctima era una persona alegre que estaba buscando lograr un sueño.

Tres detenidos por el crimen

Por el homicidio de Dafrén Cañizalez fueron detenidos tres solicitantes de asilo: Moisés Coronado, de 27 años, acusado de apuñalar al migrante; Ferneys Horta, de 33 años, con un cargo de asesinato, y Anthony Navas, de 27 años, con un cargo de agresión en modalidad de pandilla.

Univision reseñó que, en primer lugar, se creía que el hecho ocurrió por una pelea en la fila de comida, pero posteriormente los agentes encargados de la investigación informaron a la cadena de noticias que esto pudiera estar relacionado a celos por una mujer.

La madre del migrante, Grimey Ceballos, dijo a Univision que no había tenido mucha comunicación con la novia de su hijo y, de acuerdo con las informaciones publicadas en diversos medios sobre el caso, por ella se habría generado el conflicto.

La situación generó conmoción en los migrantes que estaban en el refugio de Randall’s Island. “Ningún ser humano tiene que pasar por eso. (Hay) vigilantes por todos lados que no hacen nada”, expresó un migrante venezolano que tiene dos meses en el sitio. “Si a ti te pasa algo conmigo, ¿sabes que te salva? Que corras más rápido que yo”, añadió el extranjero.

Cañizalez, de acuerdo con el reporte de Univision, tenía tres hijos.

“Eso fue en el comedor y del comedor salió la pelea para afuera (del refugio). Comenzaron a golpearse”, dijo un extranjero colombiano que apenas tenía algunas horas en ese refugio.

Las personas que se encuentran en el refugio dijeron estar preocupadas porque en las puertas no revisan a quienes ingresan, por lo que cualquiera pudiera tener un arma.

Después del asesinato, el alcalde Eric Adams informó que pensaron en poner detectores de metales en los refugios de inmigrantes, así como cámaras de seguridad. El demócrata también indicó que planean ubicar carteles con códigos de conducta y verificar los antecedentes penales de los solicitantes de asilo.