21 de julio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Serpiente mordió a inquilino en apartamento de Nueva York

Un hombre de 63 años fue mordido por una serpiente no venenosa que encontró ayer en la bañera de su apartamento en Brooklyn (NYC).

El hecho sucedió en Ocean Parkway cerca de Avenue H en Midwood alrededor de las 6:20 a.m. del miércoles dijo la policía de Nueva York. El hombre, que se identificó como Steve Nahama, fue mordido en un dedo índice cuando intentó mover al reptil de la bañera al inodoro. Luego lo dejó caer y llamó al 911. El herido fue atendido en su propio hogar y reportado en condición estable de salud.

Fue la cuarta serpiente vista en la ciudad de Nueva York apenas este mes, destacó PIX11 News. El ejemplar encontrado ayer fue una “serpiente de maíz” (corn snake) no venenosa de 18 pulgadas (45.7 centímetros) de largo.

Nahama, quien ha vivido en ese edificio desde 1986, publicó en Facebook una foto de la serpiente hallada en su bañera.

No está claro cómo esta serpiente se coló hasta ese apartamento; se cree que de alguna manera se deslizó para las tuberías del edificio hasta la bañera. Al llegar la policía los expertos la llevaron a una sede de los Centros de Cuidado de Animales (ACC) de Nueva York en Queens.

“Todas las creaciones de Dios tienen un propósito, pero fue demasiado drama para un miércoles durante una ola de calor”, dijo al Daily News el inquilino Nahama, tras superar el susto inicial.

Las serpientes de maíz se encuentran típicamente en la costa este de Estados Unidos, pero son más abundantes en el sur. Aunque no son venenosas son constrictores: primero muerden a sus presas y luego envuelven sus cuerpos alrededor de la comida prevista para exprimirlas.

El pasado 5 de junio se encontró una boa constrictor de 5 pies (1.5 metros) de largo que se había escapado de una jaula en un apartamento del Upper West Side de Manhattan. Un par de días después una serpiente fue atrapada en un cubo en la calle 47, en Midtown. Otra se deslizó desde debajo del asiento de un camión U-Haul alquilado en el Bajo Manhattan.

En enero de este año se descubrió que un hombre tenía acaparados más de 100 animales exóticos en el sótano y patio trasero de su casa en Long Island (NY), en lo que los funcionarios llamaron una operación de mercado ilícito de vida silvestre.

El tráfico y posesión de animales no domésticos es ilegal. En 2022 un hispano de Queens fue arrestado tras esconder tres serpientes pitón entre sus piernas al cruzar la frontera de Canadá a Nueva York. Meses antes un captor entregó un cocodrilo a la policía porque ya no podía “cuidarlo” en su hogar de Long Island.

En 2021 una puma cachorra de 80 libras fue rescatada del apartamento de una mujer hispana en El Bronx (NYC). Los neoyorquinos han enfrentado las peligrosas consecuencias de tratar a los grandes felinos y otros animales salvajes exóticos como mascotas en el pasado: un tigre de 350 libras y un caimán fueron sacados de un apartamento NYCHA en Harlem en 2003, luego de que el felino mordiera a su dueño.