22 de julio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Policía del NYPD mató a 4 mexicanos por drogas en Nueva York

“Sí, eres un monstruo”, dijo el juez Kenneth M. Karas ayer a Nicholas Tartaglione, ex policía del condado Westchester de Nueva York, al sentenciarlo a cuatro cadenas perpetuas por los homicidios “racistas” de unos inmigrantes mexicanos para cobrarles una deuda de drogas en 2016.

Tartaglione había sido declarado culpable en abril de 2023 por la muerte de Martín Santos Luna (41), sus sobrinos Miguel Sosa Luna (25) y Urbano Morales Santiago (35), y su amigo Héctor Gutiérrez (43); y ayer fue sentenciado.

El acusado de 56 años fue declarado culpable de 11 cargos de homicidio, cuatro cargos de secuestro con resultado de muerte, un cargo de conspiración para secuestro y un cargo de conspiración para narcóticos, destacó la fiscalía en un comunicado.

Los cuatro mexicanos murieron brutalmente: uno de ellos (Santos Luna) golpeado y estrangulado y los otros tres ejecutados a tiros en un caso que se mantuvo frío durante meses antes de que el ex policía fuera finalmente arrestado en una investigación federal, recordó ABC News.

No se permitieron cámaras dentro de la sala del tribunal. Ayer Tartaglione habló antes de la sentencia, negándolo todo y desafiante diciéndole al juez que era un ex agente de la ley que rescataba animales y que nunca podría haber hecho aquello de lo que fue acusado.

Pero el juez Karas criticó sus negativas, calificándolo de delirante y diciendo que las pruebas en su contra en el juicio fueron abrumadoras, que sus brutales crímenes en 2016 involucraron tortura, planificación, avaricia y encubrimientos, y regañándolo por su falta de aceptación o remordimiento.

El juez dijo que estaba claro que Tartaglione tenía más simpatía por los animales que por estos cuatro hombres, y pensaba menos en ellos debido al racismo. Su abogado anunció que piensa apelar.

“Yo no hice esto y tengo pruebas para irme a casa”, había dicho Tartaglione en exclusiva a News12 desde su cárcel de Manhattan el 6 de junio, cuatro días antes de su sentencia.

Según los fiscales, en 2015 Tartaglione cambió su carrera policial por el tráfico de drogas. En ese nuevo rol el 11 de abril de 2016 atrajo a Santos Luna a una reunión cerca de un bar en Chester (condado Orange) porque el creía que le había robado dinero del comercio de cocaína. Sin saber que se trataba de una emboscada el hombre llevó consigo a sus dos sobrinos y un amigo.

Cuando llegaron los cuatro, Tartaglione torturó a Luna y obligó a sus sobrinos a mirar mientras lo estrangulaba. Luego el ex policía y dos asociados llevaron a sus otras tres víctimas a un lugar remoto y boscoso, las obligaron a arrodillarse y las ejecutaron con disparos en la parte posterior de la cabeza.

Después enterraron a las cuatro víctimas en una fosa común en el lugar boscoso. “Los actos atroces de Tartaglione representan una traición más amplia, ya que era un ex oficial de policía que una vez juró proteger a la misma comunidad que devastó”, dijo el fiscal federal Damian Williams en un comunicado después de la condena en 2023.

En 2019 Tartaglione compartió brevemente una celda con el millonario pedófilo Jeffrey Epstein en el Centro Correccional Metropolitano del Bajo Manhattan, cerrado desde entonces. Antes de suicidarse en agosto de ese año Epstein le dijo a sus abogados que Tartaglione lo había “maltratado” en la celda, pero no fue acusado de ningún delito tras esa denuncia.