23 de febrero de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Obispo Castro Marte llama a prestar atención a ley crea Dirección General de Inteligencia

SANTO DOMINGO.- El obispo de la Diócesis de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, llamó a las autoridades competentes a prestar atención a las advertencias realizadas por la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD) sobre las ambigüedades en algunos artículos de la nueva ley que crea la Dirección Nacional de Inteligencia (DGI).

Para Castro Mate no se puede “retroceder” en conquistas ya logradas en ese ámbito.

“La Sociedad Dominicana de Diarios ha advertido sobre el peligro contra la libertad de prensa en los artículos 9,11 y 36 de la recién publicada ley que crea la Dirección Nacional de Inteligencia. Hay que poner atención al caso. No podemos retroceder en conquistas ya logradas”, escribió en su cuenta X (Twitter).

El obispo se expresó en esos términos luego de que el lunes la SDD señalara los citados artículos y sus posibles impactos en el ámbito de la libertad de prensa y los derechos a la privacidad y el secreto profesional.

La sociedad explicó que el artículo 11, por ejemplo, obliga a “todas las dependencias del Estado, instituciones privadas o personas físicas, sin perjuicio de las formalidades legales para la protección y garantía del derecho a la intimidad y el honor personal”, a entregarle a la Dirección General de Inteligencia” todas las informaciones que ésta requiera sobre las cuales se tengan datos o conocimientos en asuntos que puedan afectar la seguridad nacional.

El artículo 26 establece sanciones penales, como prisión menor de dos a tres años y multas desde nueve a quince salarios mínimos del sector público, contra quienes “oculten informaciones” requeridas por la DGI, se apuntó.

Trujillo creo lo mismo el cual llamó el SIM

Historia del SIM

Rafael Leónidas Trujillo implantó un régimen de terror basado en un aparato policial y militar que practicaba sistemáticamente la persecución, la tortura y el asesinato tanto dentro y fuera del país junto a un sistema de espionaje y vigilancia, el SIM. Las primeras actividades del grupo comienzan en 1957, cesando cinco años después, tras la muerte de Trujillo. En orden cronológico, los jefes del SIM fueron los militares:

  • General Arturo Espaillat, alias Navajita desde 1957 a 1959
  • Coronel Johnny Abbes García, sin formación militar, a partir de 1959 al 1960
  • Coronel Cándido Torres, alias Candito, desde 1960
  • Coronel Roberto Figueroa Carrión desde 1961 hasta su disolución en 1962

Entre sus variadas funciones estaba la de vigilar atemorizando a la gente de la calle en general, y en particular, a los funcionarios públicos y los miembros de las fuerzas armadas. El objetivo era, esencialmente, obtener información y defender a toda costa los intereses de Trujillo, además de someter a los opositores al régimen.

Al integrante del SIM se lo conocía popularmente como calié. Solían patrullar y desplazarse en autos VW modelo Beetle color oscuro llamados cepillos por la población.

El SIM tenía varios centros de torturas, como La Cárcel del 9 o La Cárcel de la 40, donde sus integrantes aplicaban a los prisioneros métodos de tortura introducidos por Johnny Abbes García, entre ellos, el “trono”, descrito en La Fiesta del Chivo, del peruano Mario Vargas Llosa, como una especie de silla eléctrica armada con el asiento de un Jeep.

El SIM fue disuelto por el Gobierno de Joaquín Balaguer en 1962, después de la caída de Trujillo. Balaguer, al referirse a esta organización, afirmó que “los calieses del SIM, esa banda de facinerosos queda extirpada del estado dominicano”, olvidando la utilidad personal que pudiera haber obtenido de sus actividades.

Ojo!!! Hay que tener cuidado con Abinader, a veces quiere ser un pichón de Trujillo