26 de mayo de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Los Neoyorquinos no son “felices” y la mitad quiere irse de la ciudad

Menos de un tercio (30%) de los habitantes de NYC dice que es “feliz” y sólo la mitad planea quedarse viviendo en la ciudad durante los próximos años, según una encuesta publicada hoy por Citizens Budget Commission (CBC), un grupo sin fines de lucro.

Se trata del primer sondeo post pandémico de este tipo realizado por CBC, que también arrojó que sólo el 37% de los neoyorquinos piensa que la seguridad pública en su vecindario es excelente o buena, en comparación con 50% hace seis años.

Cuando se les preguntó si planeaban permanecer hasta 2028 en NYC –la ciudad más cara y poblada del país– apenas el 50% de los encuestados dijo que sí, una baja frente al 58% de 2017. La mitad de los 6,600 hogares encuestados también dijeron que se sentían inseguros viajando en el Metro durante el día, un avance frente a más del 80% que opinó lo mismo en 2017.

La consulta mostró fuertes caídas en la evaluación de la calidad de la educación pública, el aseo y otros servicios gubernamentales en la ciudad. Los neoyorquinos también se mostraron más insatisfechos con el tráfico, la seguridad de los ciclistas y peatones y el servicio general del Metro.

Los formuladores de políticas deberían tomar nota y comprender que todavía queda mucho trabajo por hacer para que la ciudad sea más habitable y asequible”

Jonathan BowlesDirector ejecutivo del Center for an Urban Future (CUF)

Según el sondeo, los blancos, los residentes de Manhattan y aquellos con mayores ingresos tenían más probabilidades de declarar estar satisfechos con su vida en la ciudad que otros grupos.

Curiosamente 50% de los residentes dijeron estar contentos con la calidad de vida en su vecindario, pero no en el resto de la urbe, pero ello también depende del ingreso económico: alrededor de 43-45% de quienes ganan más de $100,000 dólares al año aprobaron vivir en su vecindario. Mientras sólo 30% de los que reciben menos de $35,000 anuales sintieron lo mismo.

En zonas como Upper East y West Side de Manhattan, Soho, TriBeCasecciones costeras de Brooklyn y Queens y el sur de Staten Island esa cifra se disparó: más del 70% de las personas dijeron que su vecindario era excelente o bueno. Aún así, esas métricas fueron una disminución con respecto a hace seis años, cuando grandes franjas de todos los distritos y la totalidad de Staten Island dijeron que disfrutaban vivir en su vecindario.

La creciente insatisfacción con la vida en la ciudad se produjo cuando todas las tasas de delitos importantes aumentaron entre 2017 y 2023, según las estadísticas de la policía de Nueva York. Aunque el crimen ha bajado, la violencia armada sigue siendo constante en NYC. En lo poco que va del año, tres hombres han muerto baleados en el Metro.

“La encuesta es una evaluación aleccionadora, pero enormemente valiosa, de qué cosas son más importantes para los neoyorquinos en este momento”, comentó Jonathan Bowles, director ejecutivo del Center for an Urban Future (CUF). “Los formuladores de políticas deberían tomar nota y comprender que todavía queda mucho trabajo por hacer para que la ciudad sea más habitable y asequible”.

El alcalde Eric Adams intentó distanciarse de la encuesta y darle un giro positivo durante una conferencia de prensa hoy, diciendo que en una ciudad de “8,3 millones de personas [hay] 35 millones de opiniones diferentes”. Pero sí reconoció que también siente la frustración en la ciudad.

“La gente tiene derecho a estar enojada por lo que ha sucedido con las crisis de migrantes y solicitantes de asilo y cómo ha impactado la calidad de vida de los migrantes y solicitantes de asilo y de los neoyorquinos”, dijo el alcalde citado por New York Post.. “Sé que los neoyorquinos se están sintiendo de cierta manera en este momento”.

La encuesta en detalle puede consultarse aquí. En septiembre un sondeo de Siena College identificó el crimen (73%) entre las mayores preocupaciones de los neoyorquinos en general. Según otra alarmante encuesta divulgada en el verano pasado, 70% de los habitantes de NYC dijeron que temían ser víctimas de un hecho criminal.

La crisis migratoria ha marcado los dos años de la gestión de Adams, en medio de una batalla política nacional entre demócratas y republicanos. En septiembre el alcalde declaró que la llegada masiva de inmigrantes “destruirá” a la ciudad, alegando falta de recursos del gobierno de Joe Biden.

Se estima que entre abril de 2022 y diciembre de 2023 164,500 personas pasaron por el centro de admisión de la ciudad, fijando en $10,6 mil millones de dólares el nuevo costo total proyectado para la crisis migratoria hasta el final del año fiscal 2025.

Además, la reforma penal estatal activada en 2020 ha sido vinculada con la impunidad en la ciudad, según líderes de NYPD. “La verdadera pregunta es cuándo reconocerán y solucionarán los legisladores estatales, los fiscales de distrito y el Concejo Municipal la crisis que crearon”, comentó recientemente Paul DiGiacomo, presidente del sindicato de detectives de la policía de Nueva York (DEA).

Según los críticos, en lo que va de esta década las leyes estatales han hecho del hurto una opción prometedora para algunos delincuentes, como por ejemplo Reynaldo Quiñones, un hombre de 32 años que suma 54 arrestos en la ciudad, la mayoría en el Metro.