25 de febrero de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Justicia española decidirá si extraditan a mujer que mató a chino y se fugó de RD

MADRID.- La Justicia española estudiará mañana la extradición a la República Dominicana de su fugitiva más buscada, que emprendió una huida por tres países hasta que fue detenida en Madrid en la primavera de 2023 como sospechosa de haber asesinado a su jefe en la ferretería donde trabajaba tras una discusión.

La Fiscalía apoya la entrega de esta ciudadana dominicana, acusada en su país de un delito de homicidio voluntario, que en España equivaldría a uno de homicidio o, alternativamente, de asesinato.

Fue detenida en abril del año pasado en Madrid tras haber pasado antes por Colombia, Brasil y Francia, y haber cambiado su aspecto físico tiñéndose el pelo de otro color, según informó la Policía española cuando dio cuenta de su arresto.

Las autoridades dominicanas la reclaman por un crimen que ocurrió un año antes, en abril de 2022, cuando, según la solicitud de extradición que recoge el fiscal, la reclamada tuvo una discusión con uno de sus jefes en la ferretería donde trabajaba y presuntamente le atacó con un cuchillo, causándole una herida que finalmente acabó con su vida.

La solicitud de extradición recoge el testimonio de algunos testigos, que relataron que la víctima discutió con la reclamada por unos audífonos; esta «se molestó y le lanzó un talonario» y la víctima «respondió pegándole una patada».

En ese momento, indica el escrito del fiscal, la mujer «se agachó, buscó un arma blanca» y «apuñaló», presuntamente, a su jefe.

Al detenerla, la Policía española descubrió que portaba documentación falsa que habría obtenido en el mercado negro por más de mil dólares con identidad colombiana.

Según informó tras su detención, salió de la República Dominicana hacia Colombia, donde compró un pasaporte falso, luego viajó a Brasil, desde donde tomaría un vuelo a París y acto seguido otro a Barcelona.

Ya en Madrid, sólo salía del domicilio por las noches y, además, cubría su cabello con una red de recogido, lo que dificultaba su identificación plena, según la Policía.

Debido a la extrema gravedad de los hechos de los que se le acusa y a su gran habilidad para evadirse de la justicia, se consideró por las autoridades dominicanas como la fugitiva más buscada del país.