19 de mayo de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Edificio se cae a pedazos en El Bronx y sus inquilinos organizados quieren comprarlo

Desde un edificio de 72 unidades de alquiler que se está cayendo a pedazos en el vecindario de Tremont en El Bronx, residentes, asambleístas, la Coalición Comunitaria y el Clero de Noreste de El Bronx (NWBCCC) presionaron recientemente a la Asamblea Estatal para que apruebe la Ley de Oportunidad de Compra para Inquilinos (TOPA).

Este anteproyecto de ley, proporciona estructuras legislativas para que inquilinos organizados compren sus edificios a los propietarios, siempre que el propietario de un edificio elegible para TOPA, tenga la intención de vender. 

En este caso, se debe permitir que los inquilinos hagan una primera oferta. Si el propietario elegible rechaza esta oferta, debe brindar a los inquilinos la oportunidad de igualar cualquier oferta de un tercero. 

Si se aprobara la legislación TOPA, sería una forma para que los inquilinos sean propietarios de sus edificios, porque las asociaciones de inquilinos, tendrían derecho a comprar colectivamente su edificio.

Justamente, los inquilinos del 124 Este de la calle 176th, se quejan que “han sufrido durante mucho tiempo décadas de negligencia, por parte del propietario David Kleiner“, quien como dicen las denuncias ha permitido que persistan en la propiedad cientos de violaciones del código de mantenimiento de viviendas y del código de construcción. 

Kleiner también es propietario de 1915 Billingsley Terrace, el edificio del Bronx que se derrumbó parcialmente el 11 de diciembre de 2023. Los residentes del 124 Este de la calle 176th temen que su edificio sea el siguiente. 

Anatomía de un propietario

De acuerdo con un comunicado emitido por NWBCCC, este propietario “tiene un modelo de negocio que consiste en comprar docenas de edificios con alquiler estabilizado en El Bronx, con una fuerte financiación de diferentes bancos. Es agresivo en sus aumentos de alquiler, inicia casos judiciales frívolos y es negligente en las reparaciones necesarias y acoso constante a los inquilinos”.

De acuerdo con esta organización, Kleiner posee al menos 37 edificios en el condado de la salsa, aunque el número podría ser mayor, dada su práctica de establecer figuras jurídicas separadas para cada uno de sus edificios para confundir su propiedad.

Los residentes de este edificio dicen que se han enfrentado a graves problemas de salud, incluidas plagas de roedores, cucarachas y chinches, así como goteras y moho. Ya muchos han experimentado derrumbes de techos y otros problemas estructurales. 

Los moradores del 124 Este de la calle 176th creen que este empresario debería vender el edificio a los residentes o a otro propietario responsable, para preservarlo y garantizar su seguridad. 

En este caso, la ley TOPA crearía un camino para que inquilinos como estos en toda la ciudad, que tienen un interés personal en la sostenibilidad a largo plazo de sus edificios, asuman la propiedad del edificio.

Tristes historias

Entre el grupo de inquilinos, Corine Ombogo-Golden cuenta que a su esposo le diagnosticaron cáncer de pulmón, etapa 4, en 2011. Le escribió al propietario por goteras en nuestro dormitorio durante la quimioterapia, ya que estaban afectando negativamente su salud.

“David Kleiner fue desconsiderado, no sólo se negó a hacer algo con respecto a las filtraciones, sino que también nos envió a los tribunales durante este tiempo, alegando falsamente que no pagamos el alquiler”, aseguró una de las tantas residentes de este edificio de El Bronx afligida por las condiciones de su unidad residencial.

Corine asegura que tuvo que poner toallas alrededor de las ventanas y cambiarlas para evitar el moho, para atender a su pareja, quien lamentablemente murió antes de que se avanzara en alguna reparación.

Por su parte, el senador Gustavo Rivera destacó que los derechos de los inquilinos no es sólo una obligación legal sino un imperativo moral.

“Estamos orgullosos de apoyar la Ley de Oportunidad de Compra para Inquilinos (TOPA), que daría a los inquilinos la oportunidad de controlar sus casas y edificios. Seguiremos apoyando a los habitantes de El Bronx que se enfrentan a propietarios negligentes, mientras lideramos el camino hacia viviendas seguras y asequibles“, dijo el legislador del distrito 33.

3 claves de la Ley TOPA

  • Esta legislación daría la oportunidad de compra para inquilinos, otorga el derecho de hacer la primera oferta por su edificio, si el propietario decide venderlo. 
  • Trabajando juntas, las asociaciones de inquilinos podrían acceder a dinero y financiación pública y convertir sus viviendas permanentemente en asequibles.
  • TOPA crea el potencial para que los inquilinos compren los edificios en los que viven y los conviertan en cooperativas de capital limitado, fideicomisos de tierras comunitarias o incluso viviendas públicas.