23 de junio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Dos madres asesinadas por una disputa por la custodia de los hijos

Las investigaciones sobre la muerte de Verónica Butler, de 27 años, y Jillian Kelley, de 39 años, han revelado detalles horrendos. Los cuerpos de las dos madres de Kansas, que habían sido declaradas desaparecidas, fueron encontrados dentro de un refrigerador que estaba enterrado.

Dos mujeres desaparecidas de Kansas fueron asesinadas debido a una disputa por la custodia relacionada con un grupo antigubernamental conocido como «los inadaptados de Dios», según los fiscales.

«Quiero expresar nuestras más sinceras condolencias a las familias», dijo la agente especial del FBI, Sanya García, quien agregó que esperaba que los cuatro arrestos realizados en el caso el pasado fin de semana «proporcionen una sensación de cierre» y que la oficina fuera «una defensora de Jillian y Verónica».

Kelley, la esposa de un predicador, y su amiga Butler habían estado viajando a Oklahoma para recoger a los hijos de Butler para una fiesta de cumpleaños en Kansas, según News Nation.

Las mujeres, Verónica Butler y Jillian Kelley, desaparecieron el 30 de marzo. Su automóvil fue encontrado más tarde junto con evidencia que sugiere una situación violencia. Sus cuerpos, encontrados el domingo, ya han sido identificados formalmente. Cuatro personas, todas pertenecientes al grupo de «inadaptados», han sido arrestadas por cargos de secuestro y asesinato.

Según los fiscales, Butler y Kelley habían acordado con la abuela de los hijos de Butler reunirse en una intersección de carreteras en Oklahoma para recoger a los dos niños, de seis y ocho años, y llevarlos a una fiesta de cumpleaños.

La familia de la Sra. Butler encontró su automóvil a poca distancia del lugar de la reunión. «Se encontró sangre en la calzada y en el borde de la calzada», dicen los documentos judiciales. «Las gafas de Butler también fueron encontradas en la calzada al sur del vehículo, cerca de un martillo roto. Se encontró un cargador de pistola dentro del bolso de Kelley en la escena, pero no se encontró ninguna pistola».

Las cuatro personas arrestadas son la abuela de los niños, Tifany Adams, de 54 años, su novio Tad Callum, de 43, y otras dos personas identificadas como Cole Twombly, de 50 años, y su esposa Cora, de 44. Los fiscales dicen que las cuatro personas son parte de un grupo más grande al que se refieren como «los inadaptados de Dios» y que Adams había estado involucrada en una «batalla problemática por la custodia» con Butler.

El grupo había planeado matar a Butler al menos una vez antes, según un testigo adolescente que habló con los investigadores. Ese plan supuestamente consistía en arrojar un yunque a través del parabrisas de la Sra. Butler mientras conducía «porque los yunques se caen regularmente de los vehículos de trabajo».