24 de abril de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Cancillería dominicana estaría poniendo trabas a medios internacionales que buscan cruzar a Haití

Santo Domingo.- El Ministerio de Relaciones Exteriores estaría impidiendo el cruce de varios medios internacionales que se encuentran en la República Dominicana en busca de pasar por la frontera a Haití.

Según informaciones, a los periodistas de NBC, CNN en inglés y BBC, la Cancillería le ha solicitado una serie de comunicaciones y a pesar de entregárselas, no les han dado la autorización a los reporteros que procuraban cruzar por la frontera terrestre hacia el país vecino a cubrir las incidencias de la crisis que vive en la actualidad el territorio haitiano.

Averiguaciones dan cuenta de que los corresponsales enviados por los referidos medios de comunicación tienen entrenamiento en cobertura de guerras, y se trasladan a Haití bajo sus propios riesgos y responsabilidad, por lo que el Estado dominicano no tendría ninguna obligación ante cualquier eventualidad que confronten los reporteros y sus equipos de técnicos.

Se recuerda que Haití está inmerso en una profunda crisis marcada por la violencia extrema, con grupos armados que controlan la capital, Puerto Príncipe, y otras partes de su territorio y son responsables de centenares de asesinatos, violaciones, secuestros y otros crímenes.

Entre República Dominicana y Haití

La agencia EFE informó el miércoles por la noche que la ONU está trabajando en establecer un puente aéreo entre Haití y República Dominicana que garantizará la entrega de ayuda humanitaria, en medio de la aguda crisis y la violencia que sufre el país.

Según informó la Oficina Integrada de Naciones Unidas en Haití (Binuh), «a la luz del creciente desafío logístico para viajar dentro y fuera de Haití», se ha decidido crear este puente aéreo que garantizará «la entrega sin problemas de ayuda humanitaria y servicios de apoyo a Haití y facilitará el movimiento de nuestro personal dentro y fuera del país».

La Binuh asegura que tiene equipos listos para «continuar brindando apoyo al pueblo de Haití», aunque está reconfigurando su presencia y reubicando a parte del personal reclutado internacionalmente.

«Otro personal humanitario y de crisis llegará al país», indica a Binuh, que expresa su preocupación por la seguridad de su personal local y explora todas las opciones para su protección, lo que es «una prioridad».

El miércoles, la ONU anunció que reducía desde ese mismo día la presencia de personal no esencial en Haití por la «volátil situación de seguridad», pero los trabajadores encargados de las «actividades que salvan vidas» seguirán con sus operaciones.

«La ONU no se va a ir de Haití», resaltó la organización, que se suma así a embajadas y representaciones diplomáticas que han tomado medidas similares en los últimos días ante la escalada de violencia.