26 de mayo de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Arrestan a padres de Texas después de que bebés murieran por múltiples palizas y sacudidas

Fernando Vega y Angelina Calderón, dos padres de Texas, fueron arrestados luego de que sus gemelos de un mes murieran el otoño pasado a causa de múltiples palizas y sacudidas, según la policía.

Vega y Calderón, ambos de 21 años, están acusados ​​de dos cargos cada uno de lesión a un niño y lesión corporal grave.

Los hechos ocurrieron el 4 de octubre de 2023, cuando el padre de los niños llamó a la policía después de descubrir que los gemelos no respondían. Los paramédicos llegaron a la casa y declararon muertos a los gemelos, según Law&Crime.

Inicialmente ambos padres dijeron que no sabían el motivo de la muerte de los bebés y que en la mañana de ese día estaban con vida mientras ellos dormían. La policía tampoco encontró lesiones traumáticas graves en los bebés.

No obstante, la autopsia reveló detalles horribles acerca de la muerte de los gemelos.

Heridas graves

Los médicos encontraron que los bebés estaban extremadamente desnutridos y sufrieron lesiones traumáticas en tres ocasiones distintas, según una declaración jurada de arresto por causa probable.

Un bebé tenía contusiones en la frente, el torso, los pies y los brazos, junto con fracturas del fémur izquierdo y múltiples costillas, según la declaración jurada citada por Law&Crime.

El otro bebé también tenía hematomas en la frente y el brazo, junto con la cabeza, la clavícula y fracciones de costillas bilaterales, determinó la autopsia.

Las autoridades detallaron que varias de las heridas estaban en etapa de curación, lo que sugiere que ocurrieron durante tres incidentes separados.

El jueves, el médico forense determinó que ambos gemelos murieron por múltiples heridas contundentes y que la forma de muerte fue homicidio.

Determinaron que Vega y Calderón infligieron las lesiones intencionalmente y debieron haber buscado atención médica, algo que nunca hicieron, según admitió la misma madre.

Vega y Calderón están recluidos en la cárcel del condado de Harris, donde se encuentran sin derecho a fianza.