26 de mayo de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

30 años en prisión tras haber dado una paliza a sus hijos porque hicieron un desastre

Un hombre de Georgia fue sentenciado a 30 años de prisión, los primeros 15 sin libertad condicional, por haber dado una “horrible” paliza a sus dos hijos pequeños porque hicieron un desastre en su habitación.

Dillan Michael Tennant, de 24 años, vivía con sus hijos, un niño de 2 años y una niña de 3, en el área de Rossville, un pequeño pueblo que forma parte de Chattanooga, Tennessee. Allí, entre el 14 al 16 de marzo, agredió a sus hijos, informó Law&Crime.

“Tennant se enfureció porque, al no supervisar adecuadamente a los niños, hicieron un desastre en el dormitorio”, según un comunicado de prensa emitido por la Fiscalía del Distrito Judicial de Lookout Mountain. “Tennant golpeó a los niños repetidamente durante dos días”.

Los fiscales señalan que el acusado “usó una tabla” para golpear a su hijo. Asimismo, detallaron que el hombre golpeó repetidamente a los dos niños y “dejó horribles moretones en los niños pequeños”.

Luego, en un intento por ocultar las heridas de los niños, los llevó a casa de un amigo, ya que también vivía en su casa con su hermano y su mamá.

No obstante, como las heridas perduraron durante días con “magulladuras y heridas”, los abuelos se dieron cuenta y procedieron a llamar “inmediatamente” a las autoridades.

Heridas graves

Tennant negó haber cometido el crimen y responsabilizó a otro familiar.

“Sin embargo, a pesar de admitir haber observado la gravedad de las lesiones de sus propios hijos, Tennant nunca intentó buscar tratamiento médico para ellos”, dijo el comunicado de la fiscalía.

Durante el juicio, los defensores del bienestar infantil dijeron que los hematomas de los dos niños eran “algunos de los peores que se habían visto en su carrera”. Un médico testificó que las lesiones no pudieron haber sido accidentales y debieron haber ocurrido mediante golpes repetitivos con un alto grado de fuerza, reseñó Law&Crime.

El hombre fue condenado en marzo por dos cargos de crueldad hacia niños en primer grado por un jurado del condado de Catoosa, según Law&Crime. Ahora le impusieron 30 años, los primeros 15 sin libertad condicional.

La policía le impuso una orden para que no tengan ningún contacto con los niños.

“Este abusador de niños tendrá mucho tiempo para limpiar su habitación en el Departamento Correccional”, dijo el fiscal de distrito Clayton M. Fuller.