noviembre 30, 2020

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Anthony Fauci: “Nunca vi un virus como este”

El máximo experto epidemiólogo del gobierno estadounidense se presentó en la Cumbre STAT 2020 y afirmó que tener más de un 70% de la población vacunada sería un éxito

El prestigioso epidemiólogo Anthony Fauci, principal asesor del gobierno estadounidense en esta pandemia por COVID-19, se presentó en la Cumbre STAT 2020donde los más altos referentes del sistema de salud estadounidense disertan y buscan una solución a la actual crisis del coronavirus.

Durante el encuentro en el que participó Infobae, Fauci se mostró expectante ante los últimos avances de las farmacéuticas en la búsqueda de una vacuna contra el COVID-19 y dijo que “la ayuda está en camino”, que muy pronto habrá varias vacunas aprobadas y que será importante llegar a una buena y gran cobertura en todo Estados Unidos y el mundo para controlar y eliminar el coronavirus.

“Lo más importante a destacar de las vacunas es sobre la efectividad de las mismas. Se habla de esto en los círculos de vacunología. La efectivdad la da la eficacia de lo que la vacuna es capaz de hacer. Entonces tenemos una eficacia del 94,5 para la de Moderna y más del 90% para el producto Pfizer. La efectividad se dará realmente cuando logremos una gran proporción de las personas vacunadas. La gran pregunta que ronda en los infectólogos es qué proporción de las personas, de la sociedad se aplicará la vacuna. Esto es una de las cosas que será un desafío al que nosotros necesitamos llegar. Porque si queremos que la vacuna sea apropiadamente aplicada y distribuida y llegar a algún nivel de normalidad como el que vivimos antes, debemos tener una gran proporción de la población vacunada. No es idéntico, pero puede ser análogo. El sarampión es una vacuna que tiene una efectividad del 98%. Si tenemos hasta el 70% de la población vacunada contra el sarampión, no tendremos que preocuparnos por un brote del mismo y no estaremos crónicamente preocupados por el sarampión”, se sinceró Fauci.

Y prosiguió: “Lo que en realidad debemos hacer ya que somos lo bastante afortunados de tener una elevada y efectiva vacuna, es vacunarnos cuando llegue el momento en el que estén aprobadas. Y creo que este término será plural, ya que serán muchas vacunas las que llegarán. Esto es debido al exitoso programa Operation Warp Speed al que está comprometida la nación, con un gran número de vacunas candidatas”.

Fauci marcó la cancha y dejó dos cosas en claro que debe hacer cualquier sociedad y país en el mundo. “Nosotros debemos asegurarnos los próximos pasos: A) Que las personas sean vacunadas, B) Que una vacuna no debe ser considerada como sustituta total de las políticas y medidas de salud públicas que conocemos. En mi pensamiento, la vacuna debe ser un incentivo para las personas que tienen COVID-19 y quienes están cansados de estas medidas públicas de salubridad. Para decirles, hay luz al final del túnel. La ayuda está en camino. Aguanta allí un poco más con las medidas de salud públicas. Y no estoy hablando de cerrar todo a nivel país. Estoy hablando de lo que usted y yo hablamos repetidas veces. Barbijos, uniformes médicos, distancia física, evitar concentraciones especialmente en lugares cerrados, tratar de hacer las cosas al aire libre más que adentro y lavarse las manos frecuentemente. Si sólo hacemos eso, sabemos que tendremos un impacto en el rebrote. Aguanta lo suficiente hasta que tengamos a las suficientes personas vacunadas hasta tanto demos vuelta la dinámica de los contagios y estaremos bien”.

El COVID-19 ya infectó a 45 millones de personas en el mundo y mató a más de 1,3 millones. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Entrevistado por la periodista de salud Helen Branswell, Fauci recordó el principio de la pandemia, cuando se escuchaba por primera vez de la existencia de un virus en China. “Tuve idea de que esta enfermedad se había transformado en pandemia cuando vi lo que estaba pasando en China, aunque uno solamente podía ver poco o tener una mínima información, y podías ver claramente que estaban en problemas. Primero decían que estaba controlada y luego que el nivel de transmisión entre humanos era muy bajo. Pero recibíamos mensajes confusos. Mi nivel de ansiedad se elevó cuando observé cómo comenzaban a construir hospitales de urgencia”.

Seguidamente, el epidemiólogo recordó cuando llegó el virus a Estados Unidos: “Cuando tuvimos el primer caos en EEUU el 21 de enero se supo claramente que ya había contagio comunitario. Ahí supe que teníamos un problema serio. Y lo reafirmé cuando tuvimos colapsada a la ciudad de Nueva York que tenía un buen nivel de asistencia médica, con una buena estructura. Mis colegas y yo que sabemos lo que una pandemia respiratoria puede hacer, sabíamos que en algún momento, antes o después, gran parte del país iba a tener serios problemas. Luego, lo que vimos en las internaciones en los hospitales y demás fue un desastre”.

La propagación en la comunidad no se detiene espontáneamente a menos que haga algo al respecto. Es más fácil detenerse cuando el nivel es relativamente bajo. La única forma para conocer la actual propagación comunitaria es hacer pruebas a las personas que no presentan síntomas, para mostrar cuál es el grado de penetración de la infección”, afirmó el infectólogo que planteó la idea de realizar pruebas masivas al principio de la pandemia, pero dijo que su mensaje no fue escuchado.

Respecto a la prevención del virus, el experto destacó que existen medidas eficaces y simples de implementar como el lavado de manos prolongado varias veces al día, el evitar el contacto estrecho con otras personas, especialmente en lugares cerrados o a menos de 2 metros de distancia. También el uso de cubrebocas o barbijos en boca, nariz y también en la vista con gafas o protectores faciales. Es importante cubrirse la boca con el codo al toser o estornudar, evitar tocarse la cara y tener una limpieza permanente de los objetos que tocamos.

El epidemiólogo recordó cuando llegó el virus a Estados Unidos y supo que habría un problema serio – REUTERS/File Photo

Fauci afirmó que estamos lidiando con una enfermedad histórica y no podemos bajar los brazos. No podemos escapar de la realidad de las infecciones y hay que enfrentarlas. “Nunca vi un virus como este. Nunca vi un virus con este comportamiento, con un alto nivel de contagio, en el que el 45% de los infectados son asintomáticos, y hasta el 80% de los mismos lo pueden sufrir como una gripe común. Pero hay otro 20 a 25% que le genera una enfermedad grave, con requerimiento de internación, asistencia respiratoria y colapso de sus órganos”.

Y concluyó: “Vamos a necesitar que más vacunas sean efectivas si queremos vacunar a toda la población de EEUU y en el mundo. Los laboratorios están comprometidos con muchos países para suministrar vacunas. Mi postura siempre fue la de que EEUU como país rico y líder del mundo tiene la obligación de ayudar a todos los países”.

A %d blogueros les gusta esto: