23 de abril de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Revisar bolsos y mochilas en algunas entradas del Subway de New York

La Ciudad de Nueva York celebró por varios meses continuos un descenso en el número de incidencias criminales en el Subway, pero una serie de ataques, en los cuales han resultado muertos y heridos varios neoyorquinos en lo que va de año, está obligando a las autoridades a perfilar una nuevas tácticas que incluye el retorno de la revisión aleatoria de mochilas y pertenencias a pasajeros en las entradas de ciertas estaciones.

Este tipo de inspecciones, las cuales fueron puesta en práctica por primera vez después del ataque a las torres gemelas, podrían volver la próxima semana.

Ya se enviaron más de 1,000 agentes al sistema de metro, en respuesta directa al aumento de la delincuencia en enero, lo cual condujo a una reducción del 17% de situaciones violentas en febrero.

Este martes, en su rueda de prensa semanal, el alcalde Eric Adams reforzó su visión de que el sistema de transporte ha estado más seguro en los últimos dos años, pero ante los violentos crímenes, está poniendo sobre la mesa nuevas acciones en alianza con el gobierno estatal. 

El gobierno municipal analiza nuevas tecnologías para prevenir los delitos en el sistema subterráneo, incluyendo detectores de metales de última generación, como “torniquetes” a las armas de fuego y a los cuchillos. En adición, se incorporarán más oficiales policiales tanto uniformados como encubiertos, policías estatales y funcionarios de la Guardia Nacional.

Todavía no está claro en cuáles estaciones y cuándo se iniciarán estas nuevas estrategias que deberán pasar por planes pilotos y revisión tecnológica.

“Si nos vamos a los números, el promedio son seis incidencias diarias para un sistema que está recibiendo cerca de 4 millones de pasajeros todos los días. Nuestro reto es que no haya un solo hecho, mucho menos que ingresen armas. Nuestras acciones han dado resultados objetivos”, destacó el mandatario municipal.

A las horas que el mandatario municipal hizo este anuncio, un hombre de 34 años fue golpeado con un objeto metálico en un ataque no provocado en la estación Grand Avenue- Newton de Queens.

El sospechoso estaba amenazando a los pasajeros del metro en la estación antes de golpear a la víctima, según portavoces de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA).

“Un vaso de agua del mar”

Ante el anuncio del mandatario, miles de pasajeros que siguen siendo testigos de la elevada presencia de desamparados en carros y andenes, pero también  de las últimas noticias sobre ataques violentos, aseguran que sea cual sea la estrategia, se debe reforzar la seguridad.

Tal es el caso de la dominicana, Deyanira Flores con más de 30 años viviendo en la Gran Manzana, quien asegura que actualmente toma el tren porque no le queda otra alternativa. Relata que se siente bajo el filo del temor, con tantas historias que escucha y ha presenciado.

“El que no la debe, no la teme. Si quieren revisar a todo el que entra al tren, estaría perfecto. Pero también deben buscar soluciones al tema de los ‘homeless’, que merecen más atención y que muchas veces son violentos. Merecemos ser pasajeros normales como en cualquier lugar del mundo. Sin estar pendiente de una agresión, un golpe o una bala”, expuso la trabajadora isleña.

Otros consideran que será una acción “inútil”, porque con miles de entradas en más de 375 estaciones del tren, sería imposible chequear a todo el que entre con una intención clara de hacer daño. Esa es la opinión del colombiano, Jesús Márquez, quien resume su visión con una expresión: “eso será como sacarle un vaso de agua al mar. No haces nada”

“Mientras siga el relajo de las leyes criminales que capturan a un delincuente por un delito supuestamente menor, y al día siguiente está libre, seguirá este desastre. Mientras que el sistema de refugios municipales siga estresado por personas recién llegadas y no haya espacio para los neoyorquinos enfermos mentales sin casa. Todos los días sabremos de crímenes”, concluyó Jesús.

En lo que va del año, la delincuencia en el metro sigue aumentando un 13% en comparación con 2023, y las agresiones al sistema de transporte crecieron en un 11%. El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) está investigando 86 agresiones, frente a las 77 del año pasado. Y lo peor, se confirman tres homicidios en los primeros dos meses del año, cuando el año pasado no se registró ninguno.

La semana pasada, un conductor del Subway fue apuñalado en el cuello en Brooklyn. Un joven de 27 años recibió un corte en la mano en Manhattan y en otro hecho no relacionado, un hombre de 61 años fue apuñalado en el estómago en El Bronx. Todo sucedió durante 36 horas.

Se pudo conocer que este miércoles la gobernadora Kathy Hochul anunciará una nueva legislación y planes para proteger a los pasajeros, especialmente en los principales centros, incluidos Grand Central Terminal y Penn Station.