18 de octubre de 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

China podría quedarse con el mayor puerto de Kenia si no le paga una deuda

Un informe reveló que un contrato con Beijing para la construcción de una línea ferroviaria que se inauguró en 2017 en el país africano tiene como garantía los activos de la Autoridad Portuaria nacional (KPA), entre los que se encuentra el puerto de Mombasa

El mayor puerto de Kenia podría quedar bajo el control de China si el gobierno africano no cumple con el pago de una deuda de 364.000 millones de chelines (unos USD 3.346 millones) con Beijing por las obras para un ferrocarril de vía estándar que conecta la ciudad de Mombasa con Nairobi y se llevaron a cabo en 2017.

En un informe presentado en el Parlamento de Kenia, el Auditor General del país reveló que los activos de la Autoridad Portuaria nacional (KPA) se utilizaron como garantía para el préstamo de dinero para la construcción de la línea ferroviaria y señaló que la nación renunció a su inmunidad en caso de litigio relacionado con el impago de ese préstamo.

“En virtud de esta cláusula, los prestatarios -KPA y Kenya Railways Corporation (KRC)- aceptan que ante cualquier procedimiento contra ellos o sus activos en relación con el acuerdo, no se reclamará ninguna inmunidad frente a tales procedimientos por su parte o con respecto a sus activos. (…) y renuncian irrevocablemente a cualquier derecho de inmunidad ya sea caracterizado como inmunidad soberana o de otro tipo”, señala el informe que acaba de salir a la luz, a pesar de haber sido firmado por el ex auditor general, Edward Ouko, en abril de 2019.

Esto significa que un incumplimiento por parte de Kenia de los préstamos para el tren supondría la cesión por parte del país de los activos de KPA, entre los cuales se encuentra el puerto de Mombasa, el mayor del país. “Los activos de KPA están expuestos al riesgo de ser adquiridos por el prestamista desde que la autoridad firmó el acuerdo de pago”, dice el informe de la auditoría, según un artículo del diario keniano The Star.

China Road and Bridge Corporation, que construyó el ferrocarril, es titular del contrato a través de Africa Star Operations, su filial en Kenia.

Viajeros en el tren de pasajeros que viaja de Mombasa a Nairobi, Kenia, el 24 de octubre de 2019. REUTERS/Baz Ratner

Viajeros en el tren de pasajeros que viaja de Mombasa a Nairobi, Kenia, el 24 de octubre de 2019. REUTERS/Baz Ratner

Además, Kenia queda expuesta en el sentido de que todas las disputas que no se resuelvan de mutuo acuerdo entre las dos partes se remitirán a la Comisión de Arbitraje Económico y Comercial Internacional de China. “El lugar de arbitraje será Beijing y el idioma del arbitraje será el inglés. Cada laudo arbitral será definitivo y vinculante para todas las partes”, señala el acuerdo, citado en el informe de auditoría.

Según explicó The Starla Kenya Railways Corporation no ha alcanzado los objetivos de volumen de pasajeros y de carga y, al parecer, está perdiendo dinero a un ritmo de 1.000 millones de chelines al mes, lo que dificulta los esfuerzos por pagar a los acreedores chinos.

Automovilistas circulan por el desvío controlado durante la construcción de la Nairobi Expressway, realizada por la China Road and Bridge Corporation (CRBC) en régimen de colaboración público-privada (PPP), dentro de la carretera de Mombasa-Nairobi en Kenia el 28 de enero de 2021. REUTERS/Thomas Mukoya

Automovilistas circulan por el desvío controlado durante la construcción de la Nairobi Expressway, realizada por la China Road and Bridge Corporation (CRBC) en régimen de colaboración público-privada (PPP), dentro de la carretera de Mombasa-Nairobi en Kenia el 28 de enero de 2021. REUTERS/Thomas Mukoya

El presidente Uhuru Kenyatta y su homólogo chino Xi Jinping negaron en diciembre de 2018 las afirmaciones de que el puerto estaba vinculado al préstamo. Y este miércoles el Ministro de Finanzas de Kenia, Ukur Yatani, negó que el puerto de Mombasa esté a punto de ser embargado por China “ante los sucesivos impagos de la deuda keniana”. Y afirmó que la república seguirá cumpliendo con sus obligaciones de deuda con China, por lo que el acreedor “no tiene razón” al amenazar con tomar ese puerto.