27 de febrero de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Los 6 habitantes del pueblo más pequeño de Nuevo Hampshire dan a Haley su primera victoria

CONCORD, EE.UU.- Los seis habitantes de Dixville Notch, una de las localidades más pequeñas de Nueva Inglaterra, dieron este martes su primera victoria electoral a Nikki Haley en las primarias del estado de Nuevo Hampshire, de las que el expresidente Donald Trump espera salir como líder republicano indiscutible de cara a las presidenciales de noviembre.

El recuento de votos, que tuvo lugar en la medianoche del martes para continuar con una tradición que comenzó en la década de los sesenta, fue casi instantáneo.

Haley resultó vencedora con todos los votos a su favor. En el censo figuraban cuatro votantes republicanos y dos independientes.

Dixville Notch es uno de los tres pueblos de Nuevo Hampshire que tradicionalmente votan a la medianoche en las primarias del estado, ya que una norma electoral permite el recuento tan pronto como todos los votantes registrados hayan acudido a las urnas.

Este año, sin embargo, las otras dos localidades, Hart’s Location y Millfield, decidieron no votar a medianoche por la avanzada edad de algunos de sus residentes.

A lo largo de los años, Dixville Notch se ha convertido en un popular destino para los reporteros asignados a cubrir las primarias en el estado, que esperan ver en sus resultados alguna pista del rumbo que tomará la contienda.

Y es que la pequeña localidad solía, por lo general, decantarse por el aspirante republicano que más tarde se haría con la nominación de su partido para las presidenciales, aunque en los últimos años la tendencia no se ha mantenido.

Las primarias de Nuevo Hampshire son la primera cita electoral nacional, después de que la semana pasada los caucus republicanos de Iowa dieran una aplastante victoria a Donald Trump.

Este martes, sin embargo, el presidente de Estados Unidos, y aspirante a la reelección, Joe Biden, no formará parte de la papeleta del Partido Demócrata.

Y es que la ley electoral de Nuevo Hampshire indica que las suyas tienen que ser siempre las primeras primarias del país en cada ciclo electoral, pero los demócratas han querido cambiar su calendario de primarias para restarle importancia al estado, donde Biden quedó en quinta posición hace cuatro años.

No obstante, el estado ha convocado igualmente la elección, que no cuenta con el reconocimiento del partido y en la que no se repartirán delegados.

En las primarias republicanas de Nuevo Hampshire hay en juego solo 11 delegados de los 2.429 que se citarán en la Convención Nacional Republicana que nominará al candidato ganador a mediados de julio en Milwaukee.

Trump es el principal favorito, aunque la única aspirante conservadora en pie, Nikki Haley, apuesta a dar la sorpresa y ganar momento de cara a las próximas citas electorales, algo no tan descabellado si se tiene en cuenta la gran cantidad de votantes registrados como «independientes» en el estado.