23 de febrero de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Le quita la vida al novio de su hermana por celo en New York

Un jurado declaró ayer culpable a Adones Betances (24) de matar brutalmente a un adolescente hispano en El Bronx (NYC).

La víctima era el adolescente Winston Ortiz (17), novio de la hermana de Betances, quien fue torturado hasta la muerte, sufriendo quemaduras y puñaladas en el verano de 2020. Según la evidencia de la fiscalía, el acusado estaba celoso de que el joven tuviese una relación con su hermana de 14 años.

Betances, quien vivía a unas cinco cuadras de Ortiz, aparentemente se enfureció por la diferencia de edad entre los dos y siendo su hermana menor de edad. Fue acusado de apuñalar a Ortiz tres veces antes de rociarlo con gasolina y prenderle fuego en el pasillo del 5to piso de un edificio residencial en Highbridge, cerca del estadio de los NY Yankees, aunque ninguno de los dos vivía allí.

En una sala de tribunal abarrotada los argumentos finales del juicio se llevaron a cabo el jueves, cuando los fiscales reprodujeron un video de la cámara corporal de un oficial de policía de Nueva York que acudió a la escena del crimen y le preguntó a Ortiz moribundo quién lo había apuñalado y le había prendido fuego.

Ortiz, ante la cámara, gritó el nombre del único sospechoso del caso al menos cinco veces en sus últimos momentos de vida, destacó Pix11.

Durante el juicio se mostraron dramáticos videos incriminatorios. Entre las personas en el tribunal el día del cierre se encontraban los padres dominicanos de la víctima, así como sus hermanos y muchos miembros de la iglesia de la familia, todos “mostrando una intensa emoción. Lloraron, se abrazaron. Una mujer estaba tan abrumada que apenas podía mantenerse en pie y hubo que ayudarla a levantarse”.

En 2021, diez meses después del brutal asesinato del adolescente Ortiz, su familia asistió a lo que debería haber sido su graduación de la escuela secundaria. Esa vez su madre, Joan Tamarez, afirmó que su hijo estaba orando cuando una mujer policía lo halló agonizando. “Ella oyó que él dijo: ‘Señor, perdona todos mis pecados’”.

Previamente, en 2019 a Ortiz le diagnosticaron un aneurisma cerebral potencialmente mortal. Pero un año después la familia recibió buenas noticias de un médico, quien les dijo que un tratamiento de radiación había tratado con éxito el aneurisma. Pero en agosto de 2020 la tragedia lo golpearía de nuevo y esa vez fue fatal.