22 de abril de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

La Fuerza Aérea rusa interceptó un avión espía y dos cazas británicos en el Mar Negro

Un caza ruso Su-30 interceptó este miércoles un avión espía y dos cazas británicos sobre el mar Negro, que cambiaron de rumbo tras el acercamiento de la aeronave rusa, informó en un comunicado el Ministerio de Defensa de Rusia.

“Un caza Su-30 de la unidad de guardia de la defensa antiaérea rusa alzó el vuelo para evitar una violación de la frontera estatal de Rusia. La tripulación identificó los objetivos aéreos como un avión espía y de lucha radioelectrónica RC-135 y dos cazas polivalentes Typhoon de la Fuerza Aérea de Reino Unido”, indicó Defensa.

Según ese departamento, “ante la cercanía del caza rusa los aviones militares extranjeros cambiaron de rumbo, se alejaron de la frontera de Rusia”.

“El avión ruso volvió a la su base. No se permitió la violación de la frontera estatal de Rusia”, añadió Defensa.

El mando ruso recalcó que el vuelo del caza se realizó respetando estrictamente las normas internacionales para el uso del espacio aéreo sobre aguas neutrales y respetando las medidas de seguridad.

IMAGEN ILUSTRATIVA. Rusia intercepta periódicamente aeronaves militares extranjeras sobre aguas neutrales (Russian Defence Ministry/Handout via REUTERS)Rusia intercepta periódicamente aeronaves militares extranjeras sobre aguas neutrales

La víspera, Defensa informó de una situación similar con un avión de alerta temprana y control aerotransportado E-3F y dos cazas Rafale-C de la Fuerza Aérea de Francia, también sobre el mar Negro.

Rusia intercepta periódicamente aeronaves militares extranjeras sobre aguas neutrales y en octubre del año pasado la Fuerza Aérea rusa envió un caza MiG-31 a acompañar un avión de patrulla Poseidon de la Fuerza Aérea de Noruega sobre el mar de Barents que se acercaba a la frontera estatal rusa.

Dos días antes del incidente con el avión noruego la aviación rusa interceptó también dos bombarderos estratégicos B-1B estadounidenses en el mar Báltico.

También en octubre la Fuerza Aérea rusa detectó un avión espía RC-135 y dos cazas británicos en el mar Negro e interceptó un avión espía estadounidense Poseidon P-8A sobre el mar de Noruega.

Otro MiG-31 ya había interceptado un Poseidon el pasado 18 de septiembre cuando se acercaba a territorio ruso en el mar de Barents.

Las crecientes tensiones entre Rusia y Occidente por la guerra en Ucrania quedan cada vez de manifiesto. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el jueves pasado el despliegue de tropas en el flanco occidental ante la expansión de la OTAN en el este y la “implicación de Suecia y Finlandia en la Alianza” y ha amenazado con “consecuencias trágicas” en caso de que la Alianza envíe efectivos a Ucrania, tal y como venía sugiriendo el presidente francés, Emmanuel Macron.

Durante su discurso ante la Asamblea Federal rusa, Putin ha señalado que se volverán a establecer los distritos militares de las provincias de Moscú y Leningrado, una medida “necesaria” ante los últimos avances en el marco de la invasión.

“Han estado hablando de la posibilidad de enviar contingentes militares de la OTAN a Ucrania. Recordemos el destino de los que han enviado contingentes contra nuestro país. Ahora las consecuencias para los posibles intervencionistas serán mucho más trágicas”, ha aseverado el mandatario.

En este sentido, ha aclarado que es necesario “comprender que Rusia también tiene armas”.

“Ellos lo saben, también tenemos armas que pueden alcanzar objetivos en su territorio”, ha puntualizado antes de afirmar que occidente está “asustando al mundo entero y amenaza con provocar un conflicto nuclear que lleve, por lo tanto, a la destrucción de la civilización”.

“¿Es que no lo entienden? Son personas que no han pasado por pruebas difíciles. Ya han olvidado lo que es la guerra”, ha aseverado Putin, que ha subrayado que los militares rusos continúan avanzando con “confianza” sobre el terreno y llevan a cabo ofensivas en “varias direcciones”.

“Las capacidades de combate de las Fuerzas Armadas han seguido aumentando. Nuestras unidades mantienen firmemente la iniciativa, avanzan con confianza en una serie de direcciones y liberan cada vez más territorios”, ha declarado antes de añadir que hará todo lo posible por poner fin cuanto antes a la guerra en el Donbás.