26 de septiembre de 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Los abogados de Alexei Navalny advirtieron que está “muy débil” y pidieron que sea tratado en un hospital civil: “Casi no puede sentarse ni hablar”

El opositor ruso Alexei Navalny, en huelga de hambre desde hace tres semanas, está “muy débil” y “no recibe” asistencia médica, según su abogada, que pudo visitarlo este martes en prisión y pidió que fuera trasladado a un hospital civil de Moscú.

“Está muy débil, casi no puede sentarse ni hablar”, dijo a los periodistas Olga Mijailova, explicando que “no recibe ayuda médica” apropiada en el hospital de cárcel y exigió su traslado.

Un equipo de médicos ha estado tratando de ver al político de 44 años desde principios de este mes, luego de que el opositor más prominente del presidente Vladimir Putin lanzara una huelga de hambre el 31 de marzo exigiendo un tratamiento médico adecuado para una serie de dolencias.

Sin embargo, las autoridades penitenciarias rusas volvieron este martes a negarles el acceso a la cárcel a pesar de la creciente preocupación por la mala salud del opositor ruso.

Olga Mijailova  y  Vadim Kobzev, abogados de Navalny (REUTERS/Tatyana Makeyeva)

Olga Mijailova y Vadim Kobzev, abogados de Navalny (REUTERS/Tatyana Makeyeva)

Casi tres semanas después de la huelga de hambre, sus médicos advirtieron durante el fin de semana que la salud de Navalny estaba empeorando tan rápidamente que podía morir en “cualquier minuto”, mientrasEstados Unidos amenazaba a Rusia con “consecuencias” en caso de su muerte.

El servicio penitenciario de Rusia, que en repetidas ocasiones ha impedido que los médicos de Navalny lo visiten, dijo el lunes que lo habían trasladado de su colonia penal en la región de Vladimir a unos 100 kilómetros (60 millas) al este de Moscú a un centro médico en otra colonia en la misma región.

Un equipo de médicos, incluida la médica personal de Navalny, Anastasia Vasilyeva, viajó el martes por la mañana a la nueva colonia y una vez más se le impidió verlo. Sin embargo, se le dijo que lo intentara más tarde ese mismo día.

Los médicos de Navalny Yaroslav Ashikhmin y Anastasiya Vasilyeva afuera de la colonia penal IK-3 en Vladimir. (REUTERS/Tatyana Makeyeva)

Los médicos de Navalny Yaroslav Ashikhmin y Anastasiya Vasilyeva afuera de la colonia penal IK-3 en Vladimir. (REUTERS/Tatyana Makeyeva)

“Esto es muy irrespetuoso con las personas que vinieron a cumplir con su deber humano, un deber médico para ayudar a un paciente”, dijo Vasilyeva a la AFP fuera de la colonia.

“Estamos hablando ahora sólo de salud y vida”

Navalny está cumpliendo una sentencia de dos años y medio por violar las condiciones de libertad condicional por cargos antiguos de fraude que, según él, tienen motivaciones políticas.

Sus abogados y aliados exigen que sea trasladado a un hospital regular, pero el Kremlin ha dicho que Navalny no tiene derecho a un tratamiento especial.

La preocupación ha crecido en Occidente en los últimos días por su condición.

Presión creciente

Navalny fue arrestado a su regreso a Rusia en enero desde Alemania, donde había pasado meses recuperándose de un ataque de envenenamiento con el agente nervioso Novichok. Él culpa del ataque a Putin, una afirmación que el Kremlin ha negado repetidamente.

La Unión Europea y Estados Unidos han impuesto sanciones a Rusia por el envenenamiento y el lunes amenazaron a Moscú con más sanciones en caso de la muerte de Navalny.

Navalny lanzó su huelga de hambre exigiendo un tratamiento médico adecuado para el dolor de espalda severo y el entumecimiento en sus extremidades.

La colonia penal IK-3, donde fue trasladado Navalny (REUTERS/Alexander Reshetnikov)

La colonia penal IK-3, donde fue trasladado Navalny (REUTERS/Alexander Reshetnikov)

Su equipo durante el fin de semana dijo que un análisis de sangre mostró niveles altos de potasio y creatinina elevada, lo que indica que Navalny podría estar sufriendo de insuficiencia renal y riesgo de paro cardíaco.

El servicio penitenciario de Rusia insistió en que su estado era “satisfactorio”, a pesar de trasladarlo al centro médico, y dijo que estaba tomando suplementos vitamínicos como parte de su tratamiento.

El equipo de Navalny ha pedido a los partidarios que salgan a las calles de todo el país el miércoles, cuando Putin debe pronunciar su discurso anual sobre el estado de la nación, para protestar por cómo lo tratan.

Los aliados de los activistas anticorrupción, que habitualmente se enfrentan a registros policiales y arrestos por su activismo, se enfrentan a una presión cada vez mayor de las autoridades antes de las manifestaciones.

El equipo de Navalny dijo en Twitter el martes que la policía estaba registrando sus oficinas en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk y había detenido a su coordinador en la ciudad de Kurgan en los Urales.

(Con información de AFP)