noviembre 28, 2020

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

ACUSAN DOMINICANO DE METER DROGA Y OTRAS COSAS A CÁRCEL FEDERAL EN DRON

Nueva York.- La fiscalía federal de Nueva Jersey acusó al exreo dominicano Johansel Moronta (Johansel Rafael Asmar) y otros cómplices de usar drones para enviar contrabandos de marihuana, esteroides, jeringas y teléfonos celulares a reclusos que purgan condenas en la cárcel federal del fuerte del Ejército de Estados Unidos, Fort Dix, donde él estuvo preso desde abril 2018 hasta marzo 2019.

El fiscal federal Craig Carpenito con sede en Newark (Nueva Jersey), anunció los cargos contra Moronta ayer jueves en un comunicado que incluyen conspiración para el uso de los drones y contrabandear a la cárcel.

Moronta, residente en Linden (Nueva Jersey) fue perseguido por policías de la ciudad de Roselle Park en julio 2015 cuando fue acusado de eludir en segundo grado y de resistir el arresto en cuarto grado.

Luego se entregó en agosto mientras era buscado y fue procesado y puesto en libertad con una fianza de $50,000.00 dólares.

Nicolo Denichilo y Adrian Goolcharran, supuestos cómplices de Moronta, fueron acusados de hacer siete entregas ilegales de marihuana, esteroides, jeringas y teléfonos celulares en el patio de la prisión desde julio de 2018.

Goolcharran, que fue acusado pero permanece suelto, supuestamente coordinó las caídas usando mensajes de texto y fotos aéreas de la prisión para determinar los mejores lugares donde dejar caer los contrabandos, con Denichilo supuestamente ayudando a hacer las entregas en los patios de la prisión.

Después de una entrega en abril, la policía local detuvo e interrogó a los dos hombres a unas cinco millas de la prisión, pero no fueron arrestados en ese momento.

El 7 de marzo, un hombre que encajaba la descripción de Goolcharran fue visto con otro en una cámara de vigilancia volando un dron desde una zona boscosa cerca de la cárcel, y más tarde se enteró de que Goolcharran había traído drones a una tienda para reparaciones en varias ocasiones.

Los dos hombres fueron contactados por la policía el jueves y huyeron, aunque Denichilo fue capturado.
Los funcionarios de la prisión también encontraron un recluso con 34 teléfonos celulares, nueve cargadores de teléfono, 51 tarjetas SIM (chips) y otros equipos telefónicos, dijeron los fiscales.

En total, se incautaron de más de 160 teléfonos celulares, 150 tarjetas SIM, 74 baterías de celulares, 35 jeringas y dos cuchillas de sierra, así como marihuana y esteroides.
Denichilo fue acusado y liberado con una fianza en bono de $100,000.

Ambos hombres están acusados de conspirar para contrabandear y defraudar al Gobierno y contrabandear en una prisión federal.

Se enfrentan a hasta cinco años de prisión y $100,000 en multas.
Moronta trabajaba como empleado de la empresa de entregas de paquetes FedEx Ground en Keasbey, Nueva Jersey, cuando chocó con los policías en 2015.

A %d blogueros les gusta esto: