25 de abril de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Familia llora a dominicana baleada en la cabeza por su pareja suicida en Nueva York

Luz Maribel Espinal, joven abuela de 43 años, murió baleada en la víspera del primer cumpleaños de su nieto en Brooklyn (NYC).

El crimen fue un aparente homicidio-suicidio cometido el viernes por un hombre que se cree era el novio de Espinal, madre de tres hijos. La joven abuela estaba tan comprometida con la celebración de su nieto que encargó el pastel de cumpleaños.

Su hijo Pablo Espinal, ex Marine de 23 años, dijo que habló por última vez con su madre la noche del jueves. “Parecía normal… Le pregunté a mi esposa y no notamos ningún signo en su comportamiento”, dijo el joven al Daily News.

La fiesta de cumpleaños estaba programada para el sábado y cuando su hijo tuvo dificultades para comunicarse con ella el viernes, comenzó a ponerse nervioso. “Estuve todo el día intentando ponerme en contacto con ella”, dijo Pablo.

Más tarde ese día llamó a la policía y solicitó que se hiciera un control de bienestar a su madre y luego él mismo se dirigió a su apartamento en Logan St. cerca de Etna St. en Cypress Hills alrededor de las 4:45 p.m. del viernes. “Me presenté antes que [NYPD]”, dijo Pablo. “No esperé”.

Tocó repetidamente y trató de forzar la puerta para abrirla, pero no hubo respuesta. “Tengo la ubicación de mamá en mi teléfono”, por lo que dedujo que estaba adentro. “Si ella no respondía a ninguno de los golpes en las puertas, entonces tenía que ser algo”. Al no poder usar la puerta principal, entró al apartamento por la ventana de la sala de estar.

En el interior descubrió a su madre y a un hombre de 40 años con heridas de bala en la cabeza. Había un arma cerca del cuerpo de la víctima masculina, dijo la policía. Luego fueron oficialmente declarados muertos en la escena. Los detectives sospechan que el hombre no identificado le disparó a ella antes de balearse a sí mismo.

Pablo, el hijo mayor de la víctima, dijo que nunca había oído nada sobre el hombre que encontró muerto junto a su madre, pero los vecinos dijeron que se trataba de un novio “antisocial” con el que la mujer comenzó a salir en diciembre.

El superintendente del edificio, Santos Araujo, también dijo el sábado que el comportamiento amigable de la mujer cambió después de que comenzó a salir con él.

La violencia doméstica es constante en la ciudad de Nueva York y áreas vecinas, entre parientes, compañeros de vivienda y parejas, incluso con víctimas menores de edad. Cada día en NYC se reportan en promedio unos 747 incidentes por violencia doméstica, incluyendo agresiones, abusos, maltratos verbales, y unos 65 homicidios anuales.

A principios de este mes una madre de 40 años murió y sus dos hijos resultaron heridos después de que un hombre armado abriera fuego contra la familia dentro de un apartamento en El Bronx (NYC).

El mes pasado un hombre fue detenido un día después del funeral de su madre como sospechoso de haberla estrangulado en su hogar en Staten Island (NYC). También en enero un hombre y una mujer fueron encontrados muertos con heridas de bala en la cabeza en un apartamento en Brooklyn (NYC) en un aparente homicidio-suicidio. Días antes una hispana mató a sus hijas y a su esposo y luego se quitó la vida dentro de su hogar en Union (NJ) tras recibir una orden de desalojo, informaron las autoridades.

A principios de año un hombre fue detenido como sospechoso de haber apuñalado fatalmente a su esposa mientras su hijo adolescente estaba en casa en Long Island (NY).

En diciembre Eduardo Pérez (36) fue detenido como sospechoso de matar a puñaladas a su novia María Díaz (25) dentro del apartamento que compartían en Brooklyn (NYC).

En noviembre Luis Collado confesó que había matado a balazos a su esposa y al hijo de ella en un “ataque de celos” en su apartamento en Brooklyn (NYC). Igualmente ese mes un hombre de 71 años fue arrestado como sospechoso de apuñalar y golpear a su ex novia y matar a su amigo en un supuesto ataque de celos dentro de un hogar en ese mismo condado.

En agosto el dominicano Julio Aponte (65) fue condenado en la Corte Suprema de Manhattan luego de declararse culpable de matar a su esposa a golpes en una parada de autobús. En el momento del brutal homicidio él era un oficial de tránsito de la policía de Nueva York (NYPD).