23 de abril de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Expulsan a juez de Illinois por revocar condena de joven de 18 años por agresión sexual contra una adolescente de 16

La Comisión de la Corte de Illinois decidió expulsar a Robert Adrian de su cargo de juez el pasado viernes por anular la condena de un agresor sexual adolescente, en una decisión que causó conmoción e indignación en todo el país.

Adrian declaró culpable previamente a Drew Clinton, de 18 años en ese momento, de agredir sexualmente a Cameron Vaughan, de 16 años, mientras ella estaba inconsciente en una fiesta de graduación en 2021.

Pero pese a la decisión inicial en la audiencia de sentencia de enero de 2022, el juez cambió de opinión y declaró no culpable a Clinton, y alegó que los fiscales no habían probado su caso y que el joven ya había cumplido suficiente castigo con los casi cinco meses que pasó en la cárcel del condado.

El juez fue acusado de ignorar la ley, que establece una pena mínima de cuatro años de prisión para este tipo de delitos, y admitió que su intención era “eludir la ley” para evitar enviar al adolescente a la cárcel, de acuerdo el informe de la comisión que detalla las razones de su destitución.

La víctima, Vaughan, y su familia se sintieron traicionados por el sistema de justicia y decidieron hacer pública su historia. Vaughan relató cómo se despertó con una almohada sobre la cara y con Clinton violándola. Acotó que luego vio cómo él se levantó y se puso a jugar videojuegos como si nada hubiera pasado.

La comisión de la Corte de Illinois, órgano de siete miembros encargado de supervisar la conducta de los jueces, también acusó a Adrian de mentir bajo juramento sobre sus motivos para anular el veredicto durante la investigación de la Junta de Investigación Judicial de Illinois, y de sacar de su sala a un fiscal que había expresado su desaprobación por su decisión en las redes sociales.

Del mismo modo, una petición en línea para remover al juez reunió más de 170,000 firmas de ciudadanos indignados por el trágico hecho.

En su decisión, la comisión calificó la conducta de Adrian como “intencional, deshonesta y generalizada”. También apuntó que demostraba su “total desprecio por la verdad, el poder judicial y nuestro sistema de justicia”. La comisión añadió que su mala conducta “dañó gravemente la integridad del poder judicial”.

Vaughan, por su parte, dijo al Chicago Tribune estar de acuerdo con la destitución del juez, y afirmó sentirse “feliz” por la decisión de la comisión.

“Estoy muy feliz de que la comisión pudiera ver todo lo malo y todas las mentiras que dijo todo el tiempo. Estoy increíblemente feliz ahora mismo. No puede lastimar a nadie más. No puede arruinar la vida de nadie más”, señaló.