23 de junio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Este fue el error que cometieron los atracadores del banco de Reserva en Santiago

Ha sido ofrecido un informe más detallado en relación con el impactante caso del asalto reciente a una sucursal del Banco de Reservas, el cual sucedió en el sector de Barranquita, en Santiago de los Caballeros, suceso ocurrido el pasado 24 de mayo del año en curso.

Fue en ese momento y lugar que se llevó a cabo un audaz robo en el que participaron nueve hombres que irrumpieron en la entidad bancaria, despojándola de la asombrosa suma de 5,465,829 pesos y 3,755 dólares.

Si bien siete de los perpetradores han sido identificados y detenidos, dos siguen prófugos hasta el momento, por lo cual, las autoridades continúan trabajando sin descanso.

Estos individuos conformaban una peligrosa asociación delictiva especializada en crimen organizado, particularmente en robos armados a bancos e instituciones financieras.

La meticulosa planificación del atraco se gestó semanas antes del asalto. Los líderes del grupo, los llamados Gerardo Ramírez, “El Tuerto” y Carlos Rodríguez “Carlitos”, convocaron a una reunión con todos los involucrados para asignar roles y preparar el golpe.

Un detalle crucial de la preparación fue la adquisición de pasamontañas por parte de uno de los miembros, Danny Pimentel, registrado por cámaras de seguridad en la tienda “El Compa Sports” en Bella Vista.

El día fatídico, a la 1:00 p.m., los asaltantes abordaron un Hyundai Sonata Y20 gris, conducido por Pimentel. En el camino hacia el banco, interceptaron a un ciudadano (H.C.D.), lo despojaron de su Mitsubishi negro y lo dejaron atado en el baúl bajo amenazas con armas de fuego.

A las 3:14 p.m., llegaron al Banreservas en La Barranquita. Mientras Pimentel aguardaba en el Hyundai, los otros perpetradores, armados y vestidos de negro, ingresaron al banco y comenzaron el robo.

Sin embargo, la presencia policial ya estaba alertada. Al salir del banco, se toparon con una patrulla, desencadenando un tir0teo que dejó tres personas her1das, una de ellas fatalmente. Los afectados fueron A.J.N., quien falleció posteriormente; F.A.R., incapacitada por 21 días; y V.A.E., incapacitada por 45 días.

Tras el enfrentamiento, los asaltantes abandonaron el Mitsubishi en el estacionamiento y se apoderaron del Hyundai de otro ciudadano (V.J.O.).

Gracias a las cámaras de seguridad y al Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad (9-1-1), la policía pudo rastrear el Hyundai hasta su ubicación.

El error fatal de los asaltantes fue dejar el vehículo en el estacionamiento del banco, lo que permitió a las autoridades conectar a Pimentel con el crimen. Su domicilio fue allanado, encontrándose pruebas incriminatorias (planificación del robo, ropa usada durante el crimen…) que confirmaban su participación y la de otros cómplices en el robo.

Dicho vehículo había sido rentado por C.E.P. a Pimentel para servicios de Uber tres meses antes, lo cual conectó al individuo (Pimentel) con el crimen.

El desenlace de esta operación criminal incluyó la detención de varios implicados y la recuperación de parte del dinero sustraído, que se encontraba enterrado en la residencia de uno de los acusados.