20 de febrero de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Estados Unidos podría tener miles de ciudades fantasma para 2100, según nuevo estudio

Imaginemos los Estados Unidos llenos de pueblos fantasmas para el año 2100. Esta no es una escena de una novela distópica, sino una posibilidad real, según una nueva investigación de la Universidad de Illinois.

El estudio publicado en la revista Nature Cities, pronostica que casi la mitad de las casi 30,000 ciudades de Estados Unidos podrían enfrentar una despoblación significativa hacia fines de siglo, lo que llevaría a un cambio radical en el panorama demográfico del país.

Los alarmantes hallazgos del estudio

El equipo de investigación de la Universidad de Illinois ha pintado un panorama preocupante del futuro paisaje urbano de Estados Unidos.

Sus proyecciones indican que el 43% de las ciudades estadounidenses están en camino de perder población, con una disminución estimada del 12 al 23 por ciento en las áreas afectadas.

Este cambio drástico no solo remodelaría las áreas urbanas y suburbanas, sino que también perturbaría gravemente servicios esenciales como el transporte, el agua potable, la electricidad y el acceso a Internet.

Sorprendentemente, se espera que todos los estados, excepto el Distrito de Columbia y Hawaii, tengan ciudades que enfrenten desafíos de despoblación.

Variaciones regionales y causas subyacentes

El fenómeno de la despoblación no se producirá de manera uniforme en todo el país. Es probable que el noreste y el medio oeste experimenten un mayor número de ciudades que se reducen en comparación con el sur y el oeste.

En California, se espera un contraste entre la costa sur, que podría perder población, y la costa norte, que podría ganarla. Incluso los estados que actualmente experimentan crecimiento, como Texas y Utah, no son inmunes a futuras pérdidas de población.

El estudio, basado en datos del Censo de Estados Unidos y la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense, considera factores como el aumento de los precios de las propiedades, el declive industrial, las tasas de natalidad más bajas, los diferentes impuestos estatales y los impactos del cambio climático como fuerzas impulsoras detrás de estas tendencias.

Cambiando hacia un nuevo paradigma urbano

Para abordar eficazmente estos cambios demográficos que se avecinan, los investigadores abogan por un cambio radical de paradigma en la planificación urbana. Sugieren alejarse de las estrategias centradas en el crecimiento para adoptar principios de adaptabilidad, modularidad y multifuncionalidad.

Este enfoque prepararía mejor a las ciudades para los desafíos de las poblaciones fluctuantes. Además, el estudio se alinea con tendencias demográficas globales más amplias, como el pico previsto y la posterior disminución de la población mundial, enfatizando la necesidad de estrategias de planificación urbana innovadoras y flexibles.

En declaraciones a Scientific American, la autora principal del estudio, Uttara Sutradhar, explicó que varias variables diferentes impulsarán las tendencias que identificaron, incluido el aumento de los precios de las propiedades, el declive industrial, las tasas de natalidad más bajas, los diferentes niveles de impuestos estatales y los impactos del cambio climático.

Hacia un futuro en el que los cambios demográficos podrían dejar a miles de ciudades estadounidenses casi deshabitadas, resulta crucial desarrollar estrategias resilientes que puedan adaptarse a estos cambios.

Este estudio sirve como una llamada de atención, instando a los formuladores de políticas, planificadores urbanos y comunidades a repensar cómo diseñamos y gestionamos nuestros espacios urbanos frente a los inevitables cambios demográficos y ambientales.