16 de julio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Envían a una cárcel federal de Texas a política Puertorriqueña por robo, sobornos y otras cosas

La exrepresentante y exsecretaria general del Partido Nuevo Progresista (PNP), María Milagros “Tata” Charbonier Laureano, durmió anoche en una prisión federal del estado de Texas, según se registró esta mañana en el Negociado Federal de Prisiones (BOP, en inglés).

La abogada, de 60 años, deberá cumplir una pena de ocho años de cárcel, en donde deberá realizar además 120 horas de trabajo comunitario, le impuso la jueza federal Silvia Carreño Coll.

Charbonier Laureano ingresó a la prisión que fue solicitada por su abogado, Francisco Rebollo Casalduc, durante la lectura de la sentencia el pasado 17 de mayo. Se trata del campamento de mínima seguridad para mujeres FPC Bryan, localizado en Texas. En este estado reside su hija, Frances, junto a su familia.

En sus redes sociales, la exlegisladora no publicó ningún mensaje especial para hacer constar que ingresaba a la cárcel tras agotar sin éxito varios remedios legales, como solicitar un retraso de 30 días para ingresar a la prisión, así como la petición de fianza mientras se atiende en el Primer Circuito de Apelaciones de Boston su caso. La jueza federal no le concedió sus pedidos, por lo que tuvo que entregarse voluntariamente para comenzar a cumplir la pena.

Ayer, a eso de las 8:00 a.m., la otrora líder de la Palma publicó en las redes sociales otro de sus recurrentes mensajes bíblicos. Lo acompañó con la siguiente expresión: “La palabra de Dios es tan exacta e inspiradora que no glorifica a ningún hombre, los presenta con todas sus debilidades y con todos sus problemas. Lo que los hizo grandes es que pusieron toda su confianza en Dios Todopoderoso. La biblia nos aprueba, nos dirige, nos da fuerza y nos mantiene expectantes de todo lo bueno que Dios tiene preparado para cada hombre y mujer que le ha creído. Yo le creo y nunca dejaré de creer en el Dios de justicia, de quien estoy absolutamente convencida que me ha amado siempre y que siempre estará conmigo”.

Charbonier Laureano resultó convicta en un juicio por jurado que enfrentó junto a su esposo, Orlando Montes Rivera. Este deberá cumplir cuatro años y nueve meses de prisión, pero la jueza le dio tres meses para entregarse a prisión, que se cumplirían en agosto. También solicitó una cárcel en Texas.

La pareja resultó convicta el 12 de enero pasado de cargos por conspiración, robo, soborno y comisiones ilegales en relación con programas que reciben fondos federales, fraude electrónico por servicios honestos, así como dos cargos de lavado de dinero. Contra la exrepresentante también pesó un cargo de obstrucción a la justicia por destruir datos en su teléfono celular. En total, la exrepresentante fue encontrada culpable de 12 cargos y Montes Rivera de 11 cargos.

Según alegó la Fiscalía federal, Charbonier Laureano infló el salario de Frances Acevedo Ceballos, quien era su “recepcionista-secretaria” en la oficina legislativa, hasta llevarlo a $8,000 mensuales, para que esta devolviera a la familia entre $1,000 a $1,500 bisemanales. Se alude que, bajo este esquema, la exlegisladora habría recibido unos $100,000 desde septiembre de 2017 hasta verano del 2020, los cuales no reportó como devengados ni en sus planillas contributivas ni en sus informes éticos.

Acevedo Ceballos se declaró culpable y cumple una pena en prisión de tres año y un mes.

El cuarto acusado en este caso lo fue el hijo del matrimonio, Orlando Montes Charbonier. Este se acogió a un programa de desvío, en el cual tendrá que aceptar un grado de responsabilidad y cumplir ciertos criterios que le impondrán. Al cabo de cumplidos, se le desestimarían los cargos.