24 de abril de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Cuba se queda sin leche para los niños y la dictadura pide ayuda al PMA

La Habana, Cuba.- Cuba solicitó apoyo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU para garantizar el abastecimiento de leche para los niños, informó el lunes la prensa estatal.

En un “contexto económico complejo”, Cuba “solicitó la asistencia del PMA para la compra de leche en polvo a fin de garantizar el suministro a niños y niñas cubanas”, informó en su sitio el portal oficial de noticias Cubadebate.

Con la gestión de la agencia de Naciones Unidas “se ha asegurado la llegada en los próximos días de un barco proveniente de Brasil, con 375 toneladas de leche en polvo, que garantiza la distribución para los niños de entre cero y seis años”, señala el sitio.

Por décadas, el gobierno de Cuba garantizó subsidiada a muy bajo costo la leche para los niños menores de siete años y enfermos, sin embargo, en los últimos años algunas veces no ha podido proveerla en su totalidad.

A mediados de febrero, las autoridades admitieron no haber podido entregar ese mes la leche que otorgan a menores a través de la libreta de abastecimiento, a la que tienen acceso todos los cubanos.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, dijo entonces a la prensa local que solo podría garantizar para los niños de seis meses a dos años “el equivalente a 10 días” y para los de 2 a 6 años “medio kilo para 5 días “.

Cuba había adelantado la compra en Estados Unidos de 500 toneladas de lácteo, que tuvo que pagar por adelantado y en efectivo, condiciones que Washington impone a la isla para determinados productos. Además, adquirió 245 toneladas de Canadá, 500 más de Brasil y 600 de otros proveedores, precisa Cubadebate.

Desde 2021, las tiendas privadas también venden leche, pero su precio es demasiado alto en relación con el salario promedio en el país.

En medio de su peor crisis económica en tres décadas y una inflación galopante que en 2023 alcanzó un 30%, según cifras oficiales, Cuba enfrenta dificultades para producir e importar alimentos básicos.

A finales de febrero, las autoridades también reconocieron “restricciones financieras y logísticas” para contar con el trigo que permita garantizar el pan de la canasta familiar.

Las autoridades atribuyeron la falta de harina al retraso en la llegada de los barcos con trigo que Cuba compra en el exterior ya que solo funciona uno de los cinco molinos con que cuenta el país.

Este molino produce “250 toneladas diarias, cuando el consumo son 700 toneladas”, según las autoridades.

En septiembre, el gobierno informó que importa “prácticamente el 100% de la canasta familiar”.