23 de junio de 2024

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Britney Spears necesita una nueva tutela debido a su “mal” momento financiero y emocional

Luego de revelarse en semanas anterior que Britney Spears había quedado completamente libre de la tutela de su padre, Jamie Spears, la cantante se ha visto envuelta en una serie de polémicas a partir de este hecho que han puesto en duda el actual estado de salud mental que vive la estrella. 

De acuerdo con el medio especializado TMZ, la intérprete de “Toxic” necesita de un nuevo tutor debido a la serie de decisiones que la estadounidense ha realizado como “despilfarrar” su fortuna además de verse involucrada en diversos sucesos. 

En primera instancia, y luego de la resolución del juicio con su padre, se reveló que Britney se mostró verdaderamente molesta debido a que tenía que pagar cerca de $2 millones de dólares a su padre por concepto de sus facturas legales durante el tiempo que “cuidó” de ella. 

Aunado a lo anterior, y debido a los mismos acuerdos establecidos, la cantautora no recibirá ningún tipo de compensación económica. 

Britney Spears no se encuentra en su mejor momento 

Posterior al juicio en contra de su padre, Spears volvió a colocarse en el “ojo del huracán” luego de publicar una serie de videos, a través de su cuenta oficial de Instagram, en donde lucía un tanto desorientada además de mostrar una actitud extraña. 

Sin embargo, lo que más llamó la atención de esos clips fue la serie de insultos que la cantante profirió en contra de su hermana, Jamie Lynn Spears, a quien llamó “perra”. 

Si todo lo anterior no fuera suficiente, la intérprete de “Baby One More Time” se vio envuelta en una reciente polémica luego de ser captada saliendo de un hotel en Los Ángeles semidesnuda y visiblemente alterada. Aunque en un principio se mencionó que la cantante tuvo un colapso mental por un altercado con su pareja Paul Soliz, después se reveló que todo fue ocasionado debido al miedo que la cantante sintió por la llamada de su madre. 

De acuerdo con lo revelado, Spears se encontraba en la habitación de un hotel en Los Ángeles bailando y bebiendo, lo que ocasionó que se cayera y se lastimara su tobillo. Esto ocasionó que la cantante se comunicara con su madre, quien alertó a los paramédicos. 

Sin embargo, lejos de ayudar a Britney, la cantante sintió una gran angustia debido a que temió que se originara un show mediático, similar al que vivió en 2008.  

Según lo mencionado por el mismo medio, Spears tiene cambios de humor radicales que terminan en violencia física además de que no se pueden entablar conversaciones con ella debido a su poca capacidad de comunicación.