octubre 21, 2020

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

“Prepararse para lo peor”: Comisionado policial perfila protestas electorales en Nueva York

Saqueos, quemas, balaceras, pedradas, toques de queda y fuegos artificiales este año en EE.UU. en protesta contra la brutalidad policial y restricciones por el coronavirus hacen prever nuevas tensiones de cara a las presidenciales del 3 de noviembre.

Así lo tiene claro NYPD, el cuerpo policial más grande del país. Ya en 2016, cuando Donald Trump se convirtió en sorpresa electoral, miles de neoyorquinos salieron a protestar. Este año la situación social es más tensa, en medio del alto desempleo, auge en el crimen, marcada división política y un posible retraso en el anuncio de los resultados electorales.

Según un memorando estratégico, las cúpulas de NYPD están preparando a sus oficiales para posibles manifestaciones y disturbios en la ciudad desde finales de octubre y hasta fin de año, e incluso podrían prolongarse hasta 2021.

La instrucción emitida por el comisionado Dermot Shea indicó a los policías que estuvieran “listos para el despliegue” a partir del 25 de octubre.

En Nueva York, el sufragio anticipado presencial será desde el 24 de octubre para evitar riesgos de contagio. Las elecciones oficialmente serán el 3 de noviembre, pero los votos por correo se pueden recibir hasta una semana después.

Shea agregó en la carta a sus subalternos que recibirán entrenamiento sobre control de multitudes. “Debemos anticiparnos y prepararnos para las protestas que crecen en tamaño, frecuencia e intensidad antes de las elecciones y probablemente en el año 2021″.

Luego, en declaraciones el martes a NY1 News, Shea detalló que el enfoque es necesario debido al clima actual en la ciudad y el país.

“La lección aquí es prepararse para lo peor y estar listo, y de eso se trata realmente”, comentó el Comisionado. “Si miras hacia atrás en la primavera, tuvimos muchas, muchas protestas aquí en la ciudad de Nueva York. La diferencia fue que venía inmediatamente después de la pandemia donde realmente no había ningún crimen con el que lidiar. La gente estaba adentro en su mayor parte. Es un escenario diferente ahora”, agregó en referencia al repunte en la delincuencia armada y la reapertura económica.

El 2020 comenzó con la entrada en vigencia de una polémica reforma legal defendida por activistas, pero que, según la policía, ha promovido la impunidad. Además, durante la pandemia, muchos presos fueron liberados para evitar contagios, lo cual, dicen, ha generado más crimen e indigencia.

Durante las muchas protestas de este año, ha habido acusaciones mutuas de excesos entre civiles y policías en Nueva York y otras grandes urbes del país, situación calificada de “anárquica” desde la Casa Blanca, amenazando con el retiro de fondos federales. También fue tema durante el primer y hasta ahora único debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden.

Además de los disturbios, en el verano hubo una toma prolongada de los alrededores de la alcaldía, criticando a NYPD. A su vez, la policía se quejaba de un recorte presupuestario y de supuestos ataques de parte de los políticos locales.

En una movida inédita en protesta, en agosto la Asociación Benevolente de la Policía de Nueva York (PBA), el sindicato policial más grande de Nueva York, manifestó su apoyo electoral a Trump. Una medida similar la tomó el líder de la patrulleros estatales (NYSTPBA), Thomas Mungeer.

A %d blogueros les gusta esto: