febrero 27, 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

NYPD envió un refuerzo de 644 oficiales a proteger el Subway ante oleada de crímenes violentos

Que dos desamparados hayan sido asesinados con un cuchillo y otros dos resultaran gravemente heridos, por un mismo sospechoso con antecedentes psiquiátricos en menos de 14 horas, en la línea del tren A del Subway en el Alto Manhattan, despierta no solo más pavor entre los neoyorquinos que son testigos de cómo el sistema de transporte es un laberinto de hechos violentos, sino que pone “sal en la herida” de algunas coaliciones que condenan que la reacción de la Ciudad sea enviar más policías a las estaciones y no más planes de ayuda de salud mentl.

Pese a las críticas, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) anunció este martes el despliegue de 644 nuevos oficiales en el sistema del metro, 144 más de los 500 anunciados inicialmente, en medio de la tensión causada en la Gran Manzana por los recientes crímenes violentos en el Subway.

“El público puede esperar ver un aumento en la presencia uniformada en el sistema, patrullando plataformas, asegurando entradas y viajando en los trenes. Queremos mantener a los usuarios de este servicio a salvo”, informó Kathleen O’Reilly, jefa de la Brigada de Tránsito de la Uniformada. 

Los oficiales se distribuirán por todo el sistema, con un enfoque en las ‘horas pico’ matutinas y vespertinas.

En efecto, este martes fue obvio el despliegue policial en la estación 181 Street en Washington Heights, en donde a pocas cuadras fue detenido el joven de origen dominicano Rigoberto López, de 21 años, quien de acuerdo a fuentes de la Fiscalía de Manhattan, admitió los cuatro espantosos ataques con cuchillo que conmovieron a la ciudad el pasado fin de semana.

De inmediato, la política de sitiar al sistema de transporte con más policías, cuando centenares de personas “sin techo” y con patologías psiquiátricas sobreviven en vagones y sillas del tren, detonó nuevamente la furia de algunas organizaciones.

Algunos vagones ante el bajón de usuarios muchas veces tienen como únicos ocupantes a desamparados. (Foto: Fernando Martínez)

¿Más policías?

La Alianza de Personas Sin Hogar emitió un comunicado en el cual puntualiza que “mientras los neoyorquinos buscan respuestas a la raíz de esta tragedia, y la Ciudad ha anunciado el despliegue de efectivos en el sistema de metro, debemos preguntarnos si las respuestas anteriores de mayor presencia policial han funcionado”.

En la misiva pública de esta organización, se urge la presencia de profesionales capacitados en salud mental para conectarse y apoyar a las personas con necesidades crónicas de salud mental y se encuentran sin hogar.

“Los neoyorquinos que recurren al sistema del Subway en busca de refugio, lo hacen no solo para escapar del frío, sino para descansar y dormir momentáneamente en la seguridad de estar rodeados de otras personas. Rechazamos que se asignen más policías en lugar de invertir en el problema de fondo”, enfatizaron.

La posición de los directivos de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) es distinta. Exigen duplicar la cifra de uniformados a por lo menos 1,000 para tener una mayor cobertura en todas las estaciones.

El presidente de la MTA Pat Foye, y la presidenta interina del ‘NYC Transit’ Sarah Feinberg, en un comunicado conjunto exigieron mayor presencia policial en el sistema y un enfoque mucho mayor en los servicios de salud mental.

“El hecho es que todos vemos una tendencia inquietante en todo el sistema del Subway, que comenzó antes de la pandemia. Y ahora se ha visto agravada por la aguda crisis de salud mental que enfrentamos. El número de pasajeros se redujo en un 70% en los trenes y en un 50% en los autobuses, y aunque la delincuencia en general sigue en baja, los delitos graves han aumentado un 26.5%”, explicaron las autoridades de la MTA.

Destacan que las agresiones a los trabajadores, también el acoso y la violencia física, continúan ocurriendo con demasiada frecuencia.

La dominicana Albertina Natera ha sido testigo de “mucha violencia” en el tren. (Foto: Fernando Martínez)

“El tren es bajar al infierno”

De esa realidad violenta es testigo la dominicana Albertina Natera, residente de Washington Heights, quien debe usar el Subway hasta tres veces al día por su trabajo.

“Yo no he sido víctima de ataques, pero todos los días he observado muchos hechos. He visto como los desamparados se ponen agresivos en contra de otras personas. Cada día es más tensa la situación. Yo no sé cuál es la solución, pero lo que tengo muy claro es que cada día es más riesgoso estar en el tren”, reaccionó la inmigrante, antes de abordar la estación 181 Street en el Alto Manhattan.

El pasado domingo, a seis cuadras de esta estación del metro, en el epicentro del vecindario de Washington Heights de mayoría dominicana, efectivos del NYPD patrullaban en la calle 186 y la avenida Audubon cuando lograron detener al joven Rigoberto López, hoy acusado por la Fiscalía y sin derecho a fianza, de dos asesinatos y dos intentos de homicidios perpetrados en la línea A del Subway con un arma blanca.

Jorge Cabrera: yo no uso el tren porque tengo mi carro, pero me dicen que es “bajar al infierno”. (Foto: Fernando Martínez)

Sin embargo, vecinos de esta localidad coinciden en que las calles de este vecindario han estado “tranquilas” en los últimos meses de lapandemia, pero advierten que cada vez hay más temor de ingresar al sistema de transporte.

El infierno está allá abajo. Por estas calles en general se puede transitar con mucha paz. Yo tengo mi carro y no necesito tomar los trenes. Pero todo el mundo insiste en que ahora hay que tener mucho cuidado. Hemos visto el caso de los asesinatos, pero también de los empujones y la agresividad”, comentó el taxista quisqueyano Jorge Cabrera.

Entre tanto, Juan Sosa, un transportista dominicano de 72 años y residenciado en El Bronx, narra que la “alta peligrosidad” del Subway no se limita al tren A, en donde presuntamente actuó de manera sangrienta este desamparado con problemas mentales detenido por la Policía.

“Es un problema en general de todo el sistema, de todas las estaciones, de toda la ciudad. No es aquí en Washington Heights. Lo que pasa es que por este hecho terrible, ahora se destaca en las noticias estas estaciones del tren”, opinó Sosa.

El taxista isleño Juan Sosa comenta que en todo el sistema del Subway hay violencia, no solo en Washington Heights. (Foto: F: Martínez)

¿Quién es Rigoberto López?

De acuerdo con los reportes detallados por la Uniformada, se trata de uno de los miles de desamparados de la Gran Manzana con un extenso historial de problemas psiquiátricos. Tenía cuatro arrestos previos y una serie de reclusiones hospitalarias por enfermedades mentales.

Recientemente había vivido en un hotel en la localidad de Gowanus, Brooklyn, en donde se albergan personas sin hogar.

Las autoridades confirmaron que tendió una emboscada a personas sin hogar, con un inmenso cuchillo, durante un período de 14 horas entre los pasados viernes y sábado, diciéndole a una de las víctimas: “Te voy a matar”.

Las víctimas incluyeron a un hombre de 57 años que fue encontrado a bordo de un tren A en la estación de Mott Avenue en Far Rockaway, Queens, además una mujer a quien los funcionarios identificaron el domingo como Claudine Roberts, de 44 años, de Crown Heights, Brooklyn, quien también fue hallada muerta en la misma línea en la estación 207th Street en Inwood, Manhattan.

Otros dos hombres, de 43 y 67 años, resultaron heridos en ataques separados en la estación de la calle 181, también en la línea A, uno en una plataforma y el otro cerca de una salida, revelaron fuentes de NYPD.

“Mentalmente perturbado”

De acuerdo con medios locales, Rigoberto López fue identificado por algunos familiares como “mentalmente perturbado” y con un extenso prontuario de delitos, que incluye intento de matar a su padrastro y amenazas de muerte.

La nacionalidad dominicana de López fue confirmada por su hermanastra Lisbeth Astwood quien reconoció que padecía una enfermedad mental, pero dijo que no creía que fuera un homicida.

“Quiero despertarme mañana y ver que todo esto está confuso. Porque no puedo creer mi hermano fue quien hizo estas cosas. No es así como actúa”, subrayó.

A la par otras fuentes familiares revelaron que “se sienten arrepentidos” de haber reunido el dinero para pagarle una fianza de $5,000 dólares cuando fue arrestado por golpear a su padrastro en la rodilla izquierda causándole hematomas.

López quien vivía en un refugio para indigentes en Brooklyn, residió en el Alto Manhattan y luego en El Bronx, pero sus padres decidieron regresar a la República Dominicana huyendo de sus reacciones violentas, exponen algunas fuentes a El Diario.

El joven quien supuestamente confesó los crímenes a detectives del cuartel 34 en el Alto Manhattan fue instruido de cargos este lunes por asesinatos en primer y segundo grado, dos intentos de homicidios, posesión criminal de un arma y otros delitos relacionados en una audiencia virtual ante un juez de la Corte Criminal en Manhattan.

Sus arrestos anteriores fueron por posesión de drogas, asalto, desacato criminal y asalto a un oficial de policía.

Violencia a “todo tren”

  • 27% es el alza de hechos violentos y sangrientos en el tren en lo que va de 2021, aunque los robos disminuyeron.
  • 43 agresiones graves solamente en enero, 9 más casos que en el mismo periodo en 2020.
  • 6 asesinatos en el año pasado en el sistema Subway, el doble que en 2019.
  • 68 estaciones serán especialmente vigiladas desde este martes.
  • 331 oficiales de la Oficina de Tránsito y 313 policías de la oficina de patrulla sitiarán las estaciones en las próximas semanas.
A %d blogueros les gusta esto: