enero 24, 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Expectativa por efectos de cambios en admisiones escolares para frenar la segregación

La segregación escolar ha sido considerada por muchos años uno de los principales lunares del sistema educativo en la ciudad de Nueva York, el más grande en todo el país, con 1.1 millón de estudiantes y más de 1,800 escuelas. Activistas, padres de familia y hasta el propio jefe del Departamento de EducaciónRichard Carranza, han denunciado públicamente una y otra vez el trato diferencial, en materia de recursos y programas que reciben alumnos neoyorquinos dependiendo muchas veces del código postal en el que viven.

Pero el reciente anuncio hecho por la Ciudad sobre la implementación de una serie de cambios en los procesos de admisión en cientos de escuelas públicas intermedias y secundarias, a fin de cerrar la brecha, ha dado una luz de esperanza entre padres inmigrantes como Aracely San Miguel.

La madre colombiana, quien tiene un niño en séptimo grado, recibió con mucha ilusión el anuncio del alcalde Bill de Blasio de suspender la evaluación basada solo en el mérito académico para ingresar a escuelas intermedias selectivas: decisión que estará en pie por lo menos durante un año.

Me parece que es un buen primer paso para acabar con los tratos distintos que las escuelas tienen con nuestros hijos, porque muchas veces niños latinos quieren aplicar a escuelas más selectas y no solo hay exigencias difíciles de alcanzar sino que hacen ver que los niños latinos no son tan inteligentes como otros, como los asiáticos, y eso no es verdad”, dijo la madre de familia. “Creo que todos los niños sin importar la raza son inteligentes, pero desarrollan sus capacidades dependiendo de los planes de estudio, la dedicación, la calidad de maestros y hasta de los elementos y recursos que haya en cada escuela”.

El Alcalde reconoció que la pandemia del COVID-19 ha tenido un tremendo impacto en el sistema escolar durante el 2020, lo que pudiera haber afectado los resultados escolares de los estudiantes, por lo que no sería justo depender tan solo de las calificaciones, los reportes de asistencia y exámenes para aplicar a escuelas de alto rendimiento. Por ello se ha mencionado el uso de loterías cuando las escuelas reporten números más altos de estudiantes solicitando cupos que los cupos disponibles.

Para las escuelas intermedias no se usarán filtros académicos en el proceso de admisión, pero podrán dar prioridad a alumnos que viven dentro del distrito escolar donde queda el establecimiento. Los estudiantes podrán aplicar a las escuelas intermedias dese el 11 de enero.

La llamada Prueba de Admisión a la Escuela Secundaria Especializada, el criterio que se usa para la admisión a las escuelas públicas de mayor prestigio como Stuyvesant, Brooklyn Tech y Bronx Science, permanecerán vigentes.

En el caso de las escuelas secundarias permanecerán los filtros académicos, pero no se usarán los reportes de notas del año actual, ya que por la pandemia las escuelas públicas no dieron calificaciones el año pasado ni se aplicaron exámenes estatales. Para ello se utilizarán los reportes del año previo: sexto grado en vez de séptimo.

Para las escuelas especializadas en artes, que requiere una audición especial, habrá una prueba de admisión virtual.

Juan Solorio, quien tiene a su hijita de 12 años en una escuela intermedia de Long Island City, aseguró no conocer muy bien de los cambios anunciados por las autoridades escolares, pero al enterarse de los planes de la Ciudad no se mostró muy optimista con los resultados inmediatos que pudieran significar.

“Creo que es bueno que busquen más maneras para que las escuelas más calificadas realmente tengan a niños de todas las razas y condiciones económicas, porque la verdad en esta ciudad si estudias en un barrio de blancos no es igual que estudiar en Corona, y eso prueba la segregación y también es discriminación a nuestros niños”, dijo el inmigrante. “Pero no creo que esos tratos que nos dan a negros e hispanos que igual somos los más pobres, se vaya a cambiar de la noche a la mañana. Me gustaría que por ley ordenaran porcentajes de niños en las escuelas y que invirtieran por igual en todas. Eso sí funcionaría mejor”.

Se calcula que el 41% de los estudiantes en las escuelas de Nueva York son hispanos, el 26% son negros, el 16% son asiáticos y el 15% son blancos.

Y sobre los cambios en el horizonte, el propio canciller de Educación no solo dijo que son de sentido común, sino que se mostró optimista de que ayudará a frenar la segregación.

“Estos cambios ayudarán a asegurar que nuestras aulas reflejen la gran diversidad que es la ciudad de Nueva York, y también es una verdadera representación de los valores que apreciamos como ciudad: que la equidad, la inclusión y la excelencia para todos los niños son la piedra angular de lo que hacemos”, manifestó Carranza.
“Creo que estos cambios mejorarán la justicia y la equidad. Pero también harán que el proceso sea más simple y más justo, particularmente dado lo que estamos tratando este año”, dijo De Blasio.

El concejal Ydanis Rodríguez ve con buenos ojos las novedades por venir, pero advierte que si no se realizan transformaciones de fondo, las cosas no serán miel sobre hojuelas.

“La Ciudad está dando un paso de avance al marchar en la dirección correcta, pero todavía falta mucho por hacer para crear iguales condiciones para que todos los niños de la ciudad, incluyendo a los niños latinos, tengan las mismas oportunidades de poder entrar a escuelas que tienen más servicios y recursos, y que la mayoría han estado en barrios de clase media, con barreras que impiden entrar a los niños en condiciones económicas pobres”, dijo el líder político del Alto Manhattan. “Pero hasta que no tengamos las mismas condiciones para todos los niños de la ciudad desde el momento en que nacen en las zonas postales más pobres tengan las mismas condiciones, seguiremos teniendo el sistema escolar más segregado del país, lo que no es aceptable”.

Otro de los cambios anunciados por la Ciudad es la eliminación de prioridades geográficas para las admisiones escolares desde el 2021.

Cabe recordar que a pesar de los cambios habrá escuelas élite que pueden seguir evaluando académicamente a los estudiantes para la admisión, pero la Administración De Blasio les hizo un llamado a modificar ese patrón.

A pesar del giro en esa materia, y la defensa de la idea de los cambios como una buena ruta hacia el fin de la segregación, hay voces contrarias.

“La equidad y la excelencia pueden y deben perseguirse simultáneamente; no debería haber un intercambio entre los dos”, manifestó el senador estatal John Liu, presidente del comité de Educación del Senado estatal.

Leonie Haimson, directora de la organización Class Size Matters, que vela por los derechos de los estudiantes menos favorecidos a tener salones menos hacinados en pro de la mejor calidad educativa y lucha contra la segregación, aplaudió los cambios en las escuelas intermedias, pero insistió en que debe hacerse a la par de reducción del tamaño de las clases.

“Los cambios propuestos a nivel de escuela intermedia tienen mucho sentido, especialmente porque no hay calificaciones ni puntajes de exámenes estatales, y esto ayudará a integrar nuestras escuelas, tanto económica como racialmente”, dijo la activista. “Sin embargo, para ayudar a los maestros a satisfacer las necesidades de los estudiantes de diferentes orígenes y niveles académicos, el DOE realmente debería reducir el tamaño de las clases, que es el mejor ecualizador que se haya inventado”.

A pesar de ello, Haimson criticó que en las escuelas secundarias no haya cambios realmente sustanciales.

Los cambios en la admisión a la escuela secundaria no harán mucho, ya que se permitirá a las escuelas secundarias mantener sus métodos de evaluación”, dijo la defensora de los estudiantes. “Me preocupa que la eliminación de todas las prioridades geográficas haga que incluso más estudiantes pasen horas viajando hacia y desde la escuela, lo que según las investigaciones afecta negativamente la asistencia y el aprendizaje”.

Las escuelas de NY en cifras

  • 1.1 millones de estudiantes hay en las escuelas de la Gran Manzana
  • 1,800 centros educativos hay en todos los cinco condados
  • 41% de los estudiantes son hispanos
  • 26% son negros
  • 16% son asiáticos
  • 15% son blancos
A %d blogueros les gusta esto: