enero 24, 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Arrestan en Washington al líder del grupo ultraderechista Proud Boys

Enrique Tarrio, el líder del grupo ultraderechista Proud Boys, fue arrestado este lunes en Washington, donde planeaba participar este miércoles en una protesta masiva de apoyo al presidente saliente Donald Trump, confirmó la policía local.

Tarrio, de origen cubano, fue detenido cuando llegó a la capital estadounidense desde Miami, donde vive, por cargos relacionados con la quema de una banderola con el lema «Black Lives Matter» («Las vidas negras importan») que retiró el mes pasado de una iglesia histórica negra en la ciudad.

El líder del grupo ultraderechista enfrenta un cargo de destrucción de propiedad, un delito menor, además de otros dos cargos por posesión de cargadores de armas de fuego con capacidad extra para balas, según fuentes policiales citadas por el diario The Washington Post.

El grupo Proud Boys es el que mayor perfil ha cobrado en los últimos meses de entre las organizaciones de ultraderecha que apoyan a Trump, y tanto Tarrio como sus seguidores planeaban participar este miércoles en una megaprotesta de apoyo al presidente en la capital.

«Los Proud Boys saldremos a la calle en número sin precedentes, pero esta vez con una diferencia», explicó Tarrio recientemente en la red social Parler, utilizada por muchos conservadores.

«No usaremos nuestro uniforme tradicional negro y amarillo. Estaremos de incógnito y estaremos dispersos por todo el centro de Washington DC en pelotones más pequeños», añadió.

Tarrio, que durante la campaña electoral también estuvo implicado en la organización Latinos for Trump, reconoció en diciembre en una entrevista con el Washington Post que había arrancado la banderola de la iglesia y la había quemado.

«Lo hice», afirmó el activista, y adelantó que planeaba declararse culpable y pagar a la iglesia por el coste de la banderola si le acusaban formalmente.

Sin embargo, su detención se produjo aparentemente por sorpresa para Tarrio, que entraba a la capital estadounidense este lunes en un vehículo cuando la Policía detuvo el automóvil y le arrestó.

La Policía local no descartó que las autoridades federales puedan presentar cargos contra Tarrio por crímenes de odio, algo que podría acarrear penas mayores.

Tarrio negó en diciembre que sus acciones estuvieran guiadas por una motivación racista contra los negros, y afirmó que su problema con el movimiento «Black Lives Matter» era que, a su juicio, habían «aterrorizado» al país durante las protestas del año pasado contra la brutalidad policial.

Los Proud Boys tienen lazos con grupos supremacistas blancos, pero Tarrio ha intentado generalmente esquivar esa etiqueta, que otros miembros de su organización sí abrazan más libremente.

Además de los Proud Boys, otra media docena de grupos fieles a Trump han convocado para el miércoles en Washington una manifestación a la que se espera que se acerque el presidente saliente.

La marcha coincidirá con la reunión en el Congreso para la cuenta formal y final de los votos del Colegio Electoral, que dan al demócrata Joe Biden la victoria en las elecciones de noviembre.

Varios republicanos en el Congreso planean desafiar los votos electorales en algunos estados clave, lo cual promete retrasar durante horas el proceso de ratificación de la victoria de Biden, aunque no hay opciones reales de que cambien el resultado de las elecciones.

¿Quiénes son los Proud Boys?

No supremacistas blancos. Más cerca de los neofascistas

El líder de Proud Boys, Enrique Tarrio (izq.) Y el organizador Joe Biggs, se felicitan mutuamente al final del mitin “The End Domestic Terrorism” en Portland el 17 de agosto de 2019. No se reportaron incidentes importantes a pesar de una contramanifestación de extrema izquierda en el evento

Un día después del posiblemente peor debate presidencial en la historia de Estados Unidos, los estadounidenses recurrieron a las redes sociales para pelear por la etiqueta de “supremacismo blanco”.

Durante el debate del lunes por la noche, el presidente Trump pidió a los Proud Boys, un grupo de extrema derecha que participa en enfrentamientos combativos contra Antifa, que “se mantengan al margen”. A la mañana siguiente, las redes sociales estaban repletas de opiniones sobre si los Proud Boys eran supremacistas blancos.

El actual líder de los Proud Boys, Enrique Tarrio , es un afrocubano que se desempeña como presidente internacional del grupo. Tarrio dice que los Proud Boys no son el problema, sino que “son las personas que quieren cometer actos de violencia contra personas con las que no están de acuerdo. Y eso se llama terrorismo doméstico. Y eso es lo que estamos aquí para luchar hoy “.

Él, junto con otros miembros del grupo con antecedentes minoritarios, han denunciado la supremacía blanca. Dando forma al futuro de los miembros del grupo, Tarrio dijo a Business Insider que el grupo se está organizando más políticamente durante las elecciones de este año.

“En cambio, los capítulos de los EE. UU. Están trabajando para elegir a docenas de miembros que se postulan para cargos públicos en puestos locales, estatales y federales”. – Enrique Tarrio, líder de Proud Boys

Según Business Insider, actualmente hay 22.000 miembros de Proud Boy en todo el mundo y al menos 30 de ellos se postulan para las elecciones en Estados Unidos este año.

Para comprender el impacto que podría tener el grupo, tenemos que mirar el pasado del grupo.

Proud Boys fue fundado en 2016 por el cofundador de Vice Media, Gavin McInnes, como producto de lo que él llama la “Nueva Derecha”, una ideología formada a partir de lo que comenzó como un club de hombres para ” chovinistas occidentales “.

McInnes habla de la necesidad del grupo. “Hay una verdadera guerra contra la masculinidad en este país que comienza en el jardín de infancia y llega hasta la edad adulta. Y no es natural ”, dice.

Los Proud Boys se describen a sí mismos como un “grupo fraterno que difunde una agenda de ‘corrección antipolítica’ y ‘anti-culpa blanca’”.

The New York Times los describe como comerciantes con violencia política . Vox los llama las ” tropas de choque del bicho raro”.

Un día después del debate, los líderes de Proud Boy en varios estados se entrevistaron con los medios y negaron un mantra de violencia.

Sin embargo, así es como el fundador McInnes describe al grupo:

“Te mataremos. Esos son los Proud Boys en pocas palabras. Te mataremos. Nos vemos bien. Parecemos suaves. Tenemos ‘chicos’ a nuestro nombre, pero como Bill el Carnicero y los Bowery Boys, te asesinaremos … La lucha lo resuelve todo. Necesitamos más violencia por parte de la gente de Trump ”. – Gavin McInnes, cofundador de Proud Boy

El llamado abierto a la violencia que McInnes presume es demasiado brutal y vulgar para volver a publicarlo. Para aquellos que deseen escucharlo, está disponible en el video tuiteado a continuación.

(La cuenta de Twitter ‘Rational Disconnect’ es una fuente anarquista sesgada; sin embargo, las palabras de McInnes son suyas y hablan por sí mismas).

El mismo McInnes a menudo lanza un montón de vulgaridades sobre varios grupos. En 2010 , dijo:

“El mundo musulmán está lleno de hombres descalzos, desdentados, consanguíneos, que viven en las colinas, portan rifles y son propensos a la sodomía, dispuestos a matar por un Dios que nunca han visto. Incluso tienen sus propios Hatfields y McCoys: se llaman sunitas y chiítas “. – Gavin McInnes, cofundador de Proud Boy

En 2017, McInnes lanzó una perorata antisemita en un video que hizo durante un viaje a Israel. El video se tituló originalmente “Diez cosas que odio de los judíos” y luego se cambió a “Diez cosas que odio de Israel”. En el video defiende a los negadores del Holocausto.

“Me sentí defendiendo a los nazis de ultraderecha solo porque estaba harta de tanto lavado de cerebro y tenía ganas de decir, ‘Bueno, nunca dijeron que no sucedió. Lo que están diciendo es que eran mucho menos de 6 millones y que se murieron de hambre y no fueron gaseados, que no tenían suministros ‘”, dijo, antes de agregar:“ No estoy diciendo que no fuera así. t gasear “.

También culpó a los judíos de la hambruna de Josef Stalin de millones de ucranianos. “Creo que fueron 10 millones de ucranianos los que murieron”, dijo. “Eso fue por judíos. Eso fue por judíos marxistas, estalinistas, de izquierda, comunistas y socialistas “.

Luego  dijo que los  judíos tienen un “miedo paranoico quejumbroso a los nazis”.

En respuesta a la controversia sobre el video, McInnes dijo : “Aterricé y tengo toneladas de amigos nazis. David Duke y todos los nazis piensan que soy genial … No se ofendan, nazis, no quiero herir sus sentimientos, pero no me agradan. Me gustan los judíos “.

La política de los Proud Boys es que cualquier hombre puede unirse siempre que “reconozcan que los hombres blancos no son el problema”.

“Ninguno de nosotros conoció a nadie que tuviera un esclavo”, dice McInnes . “Personalmente, mi familia no emigró aquí hasta la Primera Guerra Mundial. No comparto la culpa blanca. No soy culpable de ninguna de las cosas que sucedieron aquí hace 200 años. Yo no estuve aqui. Mis parientes no estaban aquí. No nos mudamos aquí hasta mucho después de la Guerra Civil. Así que he terminado de ser villano como el diablo blanco. No soy él “.

Mira el “carrete chisporroteante” de Proud Boys: 

Las contradicciones entre lo que se dice y lo que se ve dan lugar a la confusión de lo que realmente son los Proud Boys. Más allá de la etiqueta de supremacía blanca, existe otro campo de patriotismo extremo que considera superior a la cultura y los valores occidentales dentro de una ventana fija de tiempo.

Este encuadre de lo que es la cultura occidental no tiene en cuenta una historia rica en la migración de ideas y pensadores, todos los cuales han contribuido al Occidente moderno tal como lo conocemos.

Tampoco tiene en cuenta que un mundo futuro de personas tiene el potencial y probablemente mejorará incluso lo mejor de lo que es la civilización occidental en este momento.

Probablemente la mejor descripción breve de los Proud Boys es que es un club de lucha anclado en una interpretación probablemente inmutable de lo que significa ser un hombre estadounidense. Y con eso, han encontrado un espacio de anidamiento dentro de la filosofía del presidente Trump “Make American Great Again (MAGA)”, que, para los Proud Boys, se basa en mirar hacia atrás en lugar de mirar hacia adelante en cómo una nación puede continuar transformándose en un -Civilización avanzada.

Elizabeth Neumann, experta en operaciones y riesgos de seguridad global y ex subsecretaria de prevención de amenazas en el Departamento de Seguridad Nacional de la administración Trump, compara a los Proud Boys con una pandilla.

En un hilo de tweets , escribe:

“… Los Proud Boys tienen muchas de las características de una pandilla y sus miembros han participado en múltiples actos de violencia e intimidación brutal… muchos miembros tienen antecedentes penales por comportamiento violento y la organización persigue activamente la violencia contra sus enemigos percibidos.

Después de varios años de forjar alianzas con miembros del establecimiento político republicano, los Proud Boys se han hecho un hueco como club de lucha de derecha y como fuerza de seguridad voluntaria para el Partido Republicano.

A pesar de sus asociaciones con los principales políticos, las acciones y declaraciones de Proud Boys los llevan repetidamente a la compañía de supremacistas blancos y extremistas de derecha. Kessler, el organizador principal del mortífero rally Unite the Right 2017 en Charlottesville, es un ex Proud Boy “. – Elizabeth Neumann, ex Subsecretaria de Prevención de Amenazas, DHS

Los Proud Boys no son supremacistas blancos per se; más bien están más cerca de los neofascistas. Y no es un buen augurio para la perspectiva de un Estados Unidos unificado que el día después del debate, los Proud Boys convirtieron el comentario de Trump de “retrocede, espera” en su nuevo eslogan .

Un estadounidense de la Generación Z con el que hablé después del debate dijo esto, haciéndose eco de la narrativa de que el apoyo a un grupo extremo produce apoyo a otro extremo.

“ ¿Por qué el antifascismo [Antifa] es una mala ideología? Supongo que me pregunto si el presidente está apoyando activamente a los nacionalistas blancos, ¿qué tenemos que hacer además de apoyar a los antifascistas? – Votante de la Generación Z, hombre.

Cada acción tiene una reacción opuesta hasta que, ya menos que se rompa un estancamiento entre los dos, durante el primer debate presidencial, ambos candidatos desaprovecharon esa oportunidad .

Si bien algunos estadounidenses ven a los Proud Boys como una línea de defensa civil contra Antifa, incluido, posiblemente, el presidente de los Estados Unidos en base a su comentario de “retrocede, mantente alerta”, otros estadounidenses responderán al aumento del apoyo a los Proud Boys al aferrarse a Antifa con mayor pasión.

Una polaridad impulsa a la otra. Esta es la “ Guerra de los Extremos ” y prospera donde los matices, la educación y el diálogo están ausentes.

Existe una profunda confusión sobre a dónde ir desde aquí. Han pasado tres años desde que la manifestación Unite the Right de Charlottesville volvió a poner la supremacía blanca en el radar del público. Tres años después, todavía no tenemos una comprensión colectiva de la supremacía blanca, el nacionalismo tóxico o la comprensión de que el fascismo está diversificando su marca en grupos de identidad fragmentados.

Si bien nuestro hiper-enfoque nacional en la raza ha vinculado todos los problemas dentro de este contexto, el aumento del extremismo que está experimentando Estados Unidos tiene menos que ver con la raza y más con la polaridad y el tribalismo en este momento.

Con respecto a la extrema izquierda, debemos entender que Antifa (abreviatura de “antifascista”) no es menos fascista porque tiene la palabra “anti”. De manera similar, los marxistas culturales que dirigen la organización Black Lives Matter han exhibido el mismo tipo de fascismo.

En el lado de la extrema derecha, necesitamos mirar las identidades de grupos como Proud Boys y Boogaloo Bois, que a menudo están alineados con filosofías supremacistas blancas a pesar de atraer una membresía étnicamente diversa.

Los Proud Boys y los Boogaloos evolucionaron a partir de un movimiento Alt-Right más joven y más amplio que es mínimo / antigubernamental, nativista y en crecimiento. Aunque los supremacistas blancos son miembros de estos grupos, ser un supremacista blanco e incluso ser blanco no son fundamentales como lo eran hace una generación. Hay un cambio generacional significativo que comenzó a tener lugar claramente alrededor de 2015.

Algunos podrían llamar a este cambio White Supremacy 2.0, pero la supremacía blanca es una guarnición: no es el bistec, son los guisantes. El bistec es la privación de derechos. Proviene de la sensación de sentirse marginado, lo que cierra el círculo de la conversación para prevenir el extremismo violento (PVE) y lo que impulsa a las personas a unirse a estos movimientos.

Lo que Clarion ha descubierto en nuestra investigación sobre PVE es que los factores impulsores son la comunidad, la identidad, el propósito y la pertenencia. Más significativamente, especialmente en el caso de la normalización de grupos marginales como Antifa, Boogaloo y Proud Boys, el factor determinante es un propósito común.

A %d blogueros les gusta esto: