enero 22, 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Dominicana repetiría la burbuja de la Fiba

Santo Domingo, RD

 Tanto dentro como fue­ra de la cancha, la Repú­blica Dominicana pasó con “sobresaliente” la or­ganización de la “venta­na-burbuja” rumbo a la Americup de baloncesto proyectada para el 2022.

Y el éxito fue de tal magnitud que, además de los elogios recibidos, también se ha abierto la posibilidad de repetir la sede para la ventana pro­gramada para el mes de febrero.

“La decisión está en manos de la Federación Internacional de Balon­cesto (Fiba), pero luego de esta experiencia creo que es claro que podemos organizarla”, dice el pre­sidente de la Federación Dominicana de Balon­cesto (Fedombal), Rafael Uribe.

Resaltó que tanto la Fi­ba como Fibaméricas han dejado llegar sus felicita­ciones y que durante la competencia se realiza­ron 211 pruebas de CO­VID-19 y nadie resultó positivo.

“Creo que nuestros ju­gadores son unos verda­deros héroes ya que tu­vieron que ausentarse de sus compromisos fue­ra del país y venir desde Irán, Colombia, España, Argentina a representar a su país con mucho orgu­llo”, agregó. Dominicana logró triunfos sobre Islas Vírgenes Estadouniden­ses y Cuba para mejorar su marca a 3-1 en el Grupo C del clasificatorio que com­pleta Canadá, ausente por razones sanitarias.

A los isleños los supera­ron con pizarra de 89-76, mientras que a los cuba­nos los sacaron de la can­cha con una abultada ano­tación de 96-60.

En esta ventana le toca­ba viajar a los dos primeros países, pero la pandemia lo evitó.

“Hay que felicitar el tra­bajo realizado por la geren­cia colegiada que integran José Monegro, director del periódico El Día y Fernan­do Hasbún, presidente de SIN, así como también por el Comité Organizador li­derado por Frank Elías Ra­inieri, Andrés Vanderhorst hijo y Jorge Leonardo Ta­veras, presidente de la Aso­ciación de La Altagracia”, añadió Uribe, quien agra­deció a los patrocinadores públicos y privados.

La justa tuvo como se­de el Fillmore Ballroom del Hotel Hard Rock en Punta Cana que fue transformado en una cancha que cumplió con todas las especificacio­nes de lugar. El costo del montaje fue de alrededor de 300 mil dólares.

 SEPA MÁS

Buena respuesta

Con la ausencia de Víc­tor Liz y Rigoberto Men­doza, los técnicos confia­ron en los hombres altos para liderar una ofensi­va colectiva con la ayu­da de los jugadores pe­rimetrales. Y todos res­pondieron al llamado.

“Creo que fue una parti­cipación muy buena. Se pusieron a prueba varias cosas interesantes para el presente y el futuro”, dice el entrenador en je­fe del equipo Melvin Ló­pez.

A %d blogueros les gusta esto: