9 de diciembre de 2022

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Refugio de adictos a las drogas en East Harlem prospera mientras la policía hace la vista gorda

El refugio de adictos en East Harlem seguía operando con toda liberad el domingo, con algunos oficiales simplemente mirando hacia otro sitio como si no sucediera nada y mientras los marginados intentaban robar y a acosar a los residentes a plena luz del día.

El dueño de Pizza 2 Go en East 125th Street, Saber Saifullah, declaró a New York Post sobre su indignación al tener que ahuyentar a un drogadicto que trató de robar a una niña de 15 años afuera de su restaurante el domingo a unas 10 yardas de un agente de policía.

“El policía está parado allí, el narcotraficante está parado allí”, expresó Saifullah.

“Llevo aquí 20 años manejando esto, nunca así”, dijo sobre la escena fuera de control. “[Los drogadictos] ven a la gente buena venir aquí a comprar, y les arrebatan la comida, les arrebatan el dinero”.

Asimismo, se pudo observar a otro adicto bajarse los pantalones el domingo e inyectarse al lado de tres agentes de la policía de Nueva York, sin que ninguno de ellos interviniera.

El medio New York Post reveló el sábado sobre esta cuadra de Manhattan, dio a conocer sobre las galerías de tiro al aire libre con varias docenas de drogadictos con aspecto somnoliento deambulando por el tramo de Park Avenue mendigando dinero o robándolo.

Los críticos de esta situación responsabilizan a las leyes criminales liberales, incluyendo la medida de la gobernadora del estado de Nueva York Kathy Hochul que despenalizó el uso y posesión de agujas hipodérmicas. Citando la nueva ley, se ordenó a los policías no detener a los adictos que se inyectan en público.

“Llamé al 911 todos los días”, manifestó el vendedor ambulante local Ali You. “Es por la misma razón, las sobredosis de drogas. Todo el tiempo están robando a la gente aquí, luego compran las drogas, luego están cayendo en la calle y tomando una sobredosis allí mismo”.

“De lunes a viernes esto es como un mercado de drogas aquí, justo aquí en la calle”, declaró You. “La gente no puede ni andar por la calle porque no paran de decir ‘perdón, perdón’, y mientras ellos mendigan, otro les está robando”.

“La policía está aquí todos los días”, dijo. “La policía encubierta… están aquí a menudo. Detienen mucho”.

“Pero son demasiados”, expresó sobre los adictos. “Siempre están peleando, y siempre vienen más”.

Administrador