8 de febrero de 2023

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Presidente de la UA pide que África deje atrás su dependencia alimentaria del exterior

El jefe de Estado de Senegal y presidente de turno de la Unión Africana (UA), Macky Sall, calificó hoy de “máxima urgencia” la crisis alimentaria mundial que afecta a África y señaló la necesidad de acabar con su dependencia alimentaria del exterior.

“Está claro que esta prioridad se ha convertido en una cuestión de máxima urgencia, ya que nuestros países están experimentando toda la fuerza del cambio climático, la pandemia (de covid-19) y una gran guerra (Rusia-Ucrania)”, declaró Sall en su discurso de apertura de la Cumbre Alimentaria Africana Dakar 2, que se celebra en Diamniadio, ciudad en construcción a unos 36 kilómetros de Dakar.

“Si añadimos la escasez de fertilizantes y la vertiginosa subida de los precios (…), esta crisis sin precedentes nos interpela sobre la urgencia de que nuestro continente acabe con su dependencia alimentaria del exterior”, agregó el mandatario.

Durante su discurso, Sall señaló que “África debe aprender a alimentarse ella misma y a contribuir a dar comida al mundo”.

En este sentido, recordó el potencial agrícola con el que cuenta el continente africano, con más del 65 % de tierras arables no explotadas del planeta.

“Es la paradoja de un continente que continúa importando la mayor parte de sus productos alimentarios”, advirtió.

Sall recordó el “compromiso voluntario” necesario tras el acuerdo de los Jefes de Estado y de Gobierno africanos en la Declaración de Maputo de julio de 2003 de dedicar al menos el 10 % del presupuesto nacional al sector agrícola.

“Enfrentados a una crisis sin precedentes, nos encontramos en una encrucijada. Está el camino del ‘África de los problemas’, que nos mantiene en el ‘statu quo’ de una agricultura que seguirá exponiéndonos a una inseguridad alimentaria muy dependiente de los riesgos climáticos”, señaló Sall.

“Pero está, por otro lado, el camino del ‘África de las soluciones’ que nos pone en la perspectiva de una agricultura moderna y nos conduce más allá de la resiliencia hacia la sobriedad alimentaria”, agregó, al indicar que espera que esta cumbre de alto nivel entre en la dinámica del “África de las soluciones”.

Bajo el lema “Alimentar a África: Soberanía alimentaria y resiliencia”, este foro se celebra hasta este viernes y reunirá a más de veinte jefes de Estado y de Gobierno, así como al sector privado, agencias de la ONU y a ONG en el Centro Internacional de Conferencias Abdou Diouf (CICAD) en Diamniadio.

Esta cumbre de alto nivel ha sido organizada por Senegal y el Grupo del Banco Africano de Desarrollo (BAfD) para buscar soluciones al desafío de la seguridad alimentaria en África y fortalecer la resiliencia ante futuras crisis.

Se trata de la segunda edición de la cumbre, tras la celebrada en Dakar en 2015, y en la que se aprobó la estrategia “Alimentar África: Estrategia para la Transformación de la Agricultura en África (2016-2025)” del BAfD.

El continente africano cuenta con el 65 % de las tierras más cultivables del mundo y con abundantes recursos hídricos, teniendo un potencial para alimentar a 9.000 millones de personas en el mundo de aquí a 2050, según datos del citado banco.

Sólo sus vastas zonas de sabana se estiman en 400 millones de hectáreas, de las que únicamente se cultiva el 10 %.

No obstante, representa, con 249 millones de personas, un tercio de la población mundial que padece hambre en la actualidad.

Según el BAfD, con la supresión de los obstáculos al desarrollo agrícola y la ayuda de nuevas inversiones, la producción agrícola de África podría pasar de 280.000 millones de dólares anuales a 1 billón de dólares en 2030.

Administrador