9 de diciembre de 2022

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Parlamentarios de Irán pidieron penas de muerte para los manifestantes de las protestas que sacuden al régimen

Un grupo de más de 225 parlamentarios de Irán han reclamado a los tribunales que dicten penas de muerte contra los participantes en las recientes protestas en el país por la muerte bajo custodia de Mahsa Amini, una mujer detenida por presuntamente llevar mal puesto el velo y los han comparado con miembros del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

El comunicado, leído por el parlamentario Ahmad Amirabadi Farahani y firmado por 227 de los 290 diputados, tilda a los manifestantes de ‘mohareb’, equivalente a guerrero pero también a ‘enemigo de Dios’, lo que acarrea la pena de muerte en Irán.

Los firmantes denunciaron que “Estados Unidos y otros enemigos han instigado y organizado” las protestas, incluida “la financiación y la entrega de armas” a los manifestantes. “Nosotros, representantes de esta nación, pedimos a las autoridades, incluido el aparato judicial, que aborden cuanto antes a estos ‘mohareb’ que, como Estado Islámico, han atacado la vida y la propiedad (de la población) con armas y que emitan un mandato divino y una venganza”, apuntaron.

Parlamento iraní (via Reuters)

Parlamento iraní

En esta línea, han reclamado al aparato judicial que “actúe de forma decisiva contra algunos políticos que han provocado a los responsables de los disturbios”, al tiempo que han aplaudido la labor de las fuerzas de seguridad, según ha recogido la agencia iraní de noticias FARS, pese a los múltiples abusos.

Por otra parte, han señalado que “Estados Unidos y otros enemigos de Irán han sufrido derrotas consecutivas” en la región, incluidos los conflictos “en Siria, Irak, Palestina, Líbano y Yemen”, antes de cerrar la sesión coreando cánticos de ‘Muerte a Estados Unidos’, ‘Muerte a los hipócritas’ y ‘Muerte a los sediciosos’.

NUEVAS REPRESIONES

Manifestantes iraníes fueron reprimidos el pasado jueves por la policía del régimen, en una ciudad cercana a Teherán, la capital del país persa, según informes, mataron o hirieron a varios miembros de las fuerzas de seguridad, quienes en un momento lanzaron granadas de aturdimiento sobre los manifestantes desde helicópteros.

Las manifestaciones han convulsionado a Irán durante más de seis semanas y marca uno de los mayores desafíos para el régimen clerical del país desde que tomaron el poder en la Revolución Islámica de 1979.

Protesta en Solimania, Irán (AP)

Protesta en Solimania, Irán

Los manifestantes se habían reunido en Karaj, en las afueras de Teherán, para conmemorar el 40º día desde la muerte de Hadis Najafi, de 22 años, una de las varias mujeres jóvenes asesinadas a tiros durante las protestas. Las manifestaciones se encendieron por la muerte de otra mujer detenida por la policía moral del régimen.

Las autoridades iraníes restringen en gran medida la cobertura mediática de las protestas y han cerrado periódicamente el acceso a Internet en todo el país, lo que dificulta confirmar los detalles de los disturbios.

La represión de las protestas por la muerte de Amini, que incluyen llamamientos a la caída del régimen iraní, se han saldado hasta ahora con la muerte de más de 300 personas, según denunció el sábado la organización no gubernamental Iran Human Rights (IHR).

Administrador