9 de diciembre de 2022

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Los negocios de Lionel Messi con Arabia Saudita y el posible conflicto de interés con el país que quiere organizar el Mundial 2030

Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay lanzaron en agosto su candidatura conjunta para organizar el Mundial 2030, cuando se cumplirán 100 años de la primera Copa del Mundo que tuvo lugar en Montevideo, en una postulación cuatripartita inédita para albergar el mayor evento del fútbol.

“Estamos en este lugar icónico donde la historia comenzó”, dijo el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, al oficializar la nominación en una conferencia de prensa en el estadio Centenario de Montevideo, donde Uruguay derrotó a Argentina 4-2 en la final de 1930 y se coronó como primer campeón del mundo.

En 2017 fue la primera vez que se publicitó esta candidatura conjunta. Ese año Lionel Messi Luis Suárez eran compañeros de equipo en el Barcelona. Previo a un partido, ambos se unieron para promocionar la candidatura: Suárez usó un uniforme de Uruguay con el número 20 en su camiseta y Messi usó el de Argentina con el número 30 (las dos prendas juntas mostraban el año 2030).

Lionel Messi y Luis Suarez antes de un partido en Barcelona (REUTERS/Albert Gea)

Lionel Messi y Luis Suarez antes de un partido en Barcelona

En 2018, Fernando Marín, quien es uno de los coordinadores del posible mundial sudamericano, le dijo a la agencia de noticias AFP: “Messi se unirá a nosotros en esta iniciativa, y Suárez ciertamente. Le contamos (a Messi) nuestros objetivos y él cree que es factible. Mostró un gran deseo de ayudarnos. Seguramente será el abanderado de la Copa del Mundo”.

En la carrera por el Mundial del 2030 también participará Arabia Saudita, quien propuso una candidatura conjunta con Egipto y Grecia. Y el uso de múltiples países en la carrera por quién será el anfitrión del certamen mundial de fútbol se explica porque a partir del 2026 la competición será con 48 equipos.

Messi, quien es considerado por muchos el mejor jugador del planeta y uno de los mejores de la historia, firmó un multimillonario contrato con Arabia Saudita para promocionar el turismo en el reino árabe.

No obstante, según informa The Athletic, el objetivo de Arabia Saudita está ligado a la “Visión 2030″. La autoridades sauditas lo describen como “un anteproyecto de reforma social y económica transformador único que está abriendo a Arabia Saudita al mundo”.

Y la candidatura del país árabe para organizar el mundial de fútbol parece estar fuertemente vinculada al proyecto de Visión 2030, donde el astro argentino es una de las caras más visibles en la promoción de Arabia Saudita.

Ahmed Al Khateeb, ministro de Turismo de Arabia Saudita le da la bienvenida a Messi en mayo de este año

Ahmed Al Khateeb, ministro de Turismo de Arabia Saudita le da la bienvenida a Messi en mayo de este año

“Toda la apertura de la esfera del entretenimiento y el deporte es una gran parte de la Visión 2030. Con el LIV Golf (financiado por Arabia Saudita) y ahora con estos tipo de patrocinios de alto nivel como Messi, están tratando de llevarlo a otro nivel y hacerlo más global. La reputación de Arabia Saudita a nivel mundial necesita un arreglo y se trata de tratar de cambiar la marca del país”, dijo Dennis Horak, ex embajador de Canadá en Arabia Saudita, a The Athletic.

Los términos del contrato de Messi son desconocidos. No obstante, se sabe que Cristiano Ronaldo rechazó una oferta similar de Arabia Saudita en la que le ofrecían más de 5 millones de dólares por año. Al parecer, la cifra que recibe el astro argentino es cinco veces mayor a la del futbolista portugués.

En mayo de 2022 fue fue la primera vez que los saudíes presentaron a Messi como su embajador turístico durante un viaje Jeddah, una ciudad turística junto al Mar Rojo.

Esta no es su primera visita al reino y no será la última”, dijo Ahmed al-Khateeb, ministro de Turismo de Arabia Saudita, en un tuit que mostraba la bienvenida del futbolista argentino en el Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz.

Luego de ese tuit, Messi publicó una foto en su cuenta de Instagram —tiene un anuncio que aclara que es una colaboración pagada— en la que está en un yate con un atardecer de fondo.

“Descubriendo el Mar Rojo en Saudi. Discovering the Red Sea #VisitSaudi”, dice la publicación del argentino en la red social donde tiene más de 370 millones de seguidores.

infobae

Luego se supo que Messi tuvo una reunión con a la princesa Haifa Al-Saud, viceministra de Turismo, en una gira por la ciudad de Jeddah.

“Me alegro de que estuviera hipnotizado por su esencia, herencia y belleza”, escribió la princesa Haifa en Twitter.

“Lionel Messi quiere que dé rienda suelta al aventurero que tienes por dentro y pueda descubrir lo inimaginable. Ya sea que viaje para descubrir cosas nuevas, cosas viejas o simplemente para despertar algo nuevo dentro de ti, Saudi satisface en todos los frentes. ¿Entonces, qué esperas? ¡Planifica tu aventura ahora!”, dice sitio web Visit Saudi.

Las denuncias por violaciones a los derechos humanos por parte de organizaciones internacionales han sido constantes. En 2021, UNICEF informó que más de 10.000 niños habían sido asesinados desde la participación de una coalición liderada por Arabia Saudita en el conflicto en el vecino Yemen.

En este caso podría haber conficto de interés por parte de Messi, quien desde 2010 es “embajador de buena voluntad” de UNICEF

Por esta razón, la relación de Messi con el reino árabe ha sido criticada por algunos activistas. Arabia Saudita utiliza a figuras mundiales o eventos deportivos intentar mostrar otra cara al mundo.

Tal es el caso de la llegada de la F1 al reino saudita, que forma parte de una campaña para mejorar su imagen y diversificar su economía basada en el petróleo hacia eventos deportivos, culturales o el turismo.

En opinión de Human Rights Watch, Arabia Saudita utiliza este GP y los conciertos de estrellas internacionales organizados paralelamente para “desviar la atención de las violaciones generalizadas de los derechos humanos”, lo que se denomina con el término inglés “sportwashing”.

“Si no expresan sus preocupaciones en cuanto a los graves abusos cometidos por Arabia Saudita, la Fórmula 1 y los artistas corren el riesgo de apoyar los esfuerzos costosos del gobierno saudita para blanquear su imagen a pesar de un aumento significativo de la represión los últimos años”, añade en un comunicado Michael Page, director adjunto para Oriente Medio en el seno de la ONG.

“Si las autoridades quieren ser vistas de otra forma, deberían de inmediato y sin condiciones liberar a todos lo que fueron encarcelados por haber expresado pacíficamente sus opiniones, levantar las restricciones para viajar e imponer una moratoria sobre la pena de muerte”, añade Amnistía Internacional.

Administrador