3 de octubre de 2022

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

La Casa Blanca ve que el proyecto republicano sobre el aborto crearía una crisis sanitaria

La Casa Blanca alertó este viernes que, de ser aprobado el proyecto de ley impulsado por los republicanos que busca prohibir el aborto después de las 15 semanas de gestación, habría una crisis sanitaria a nivel nacional.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, citó un informe de la consejera para políticas de género de la Casa Blanca que analiza las consecuencias de que se dé luz verde a esa iniciativa presentada por el senador republicano, Lindsey Graham.

“Bajo la propuesta del senador Graham, los médicos o proveedores (de servicios abortivos) podrían ser criminalizados y encarcelados por lleva a cabo abortos para salvar la vida de una mujer”, añadió la portavoz, quien calificó la propuesta de “extrema”.

La iniciativa legislativa, anunciada la semana pasada, es el mayor esfuerzo de los conservadores por acabar con el derecho al aborto en todo el país, después de que el Tribunal Supremo revocara en junio el fallo “Roe contra Wade” que desde 1973 protegía la libertad reproductiva.

El proyecto de ley únicamente contempla excepciones después de las 15 semanas en casos de violación, incesto o cuando la vida la madre esté en riesgo.

Sin embargo, prohibir la interrupción del embarazo después de ese umbral podría afectar negativamente a las mujeres con fetos que tienen malformaciones y que suelen detectarse a las 20 semanas de gestación.

La propuesta de Graham no tiene ninguna posibilidad de prosperar en el Congreso, donde los demócratas tienen mayoría en las dos cámaras; pero sirve para poner sobre la mesa una medida que podría unir a todos los miembros del Partido Republicano, cuando queda mes y medio para las elecciones legislativas.

El fallo del Supremo que acabó con la protección del derecho al aborto ha permitido a los estados para fijar sus propias reglas.

Interrumpir el embarazo actualmente está prohibido por completo en 13 de los 50 estados de Estados Unidos, según los datos del Center for Reproductive Rights: Alabama, Arkansas, Dakota del Sur, Idaho, Kentucky, Oklahoma, Luisiana, Misuri, Misisipi, Tennessee, Texas y Virginia Occidental. EFE.

Administrador