09/28/2020

Controlandoelejido.com

Tu Portal Digital Dominicano en New York

LA BASE MILITAR DONDE LOS SOLDADOS PIERDEN SUS VIDAS

La base texana de Fort Hood tiene una de las tasas más altas de asesinato y agresión sexual del Ejército. Así lo reconoció el secretario Ryan McCarthy durante una visita a la base en Killen, este jueves.

“Los números son altos aquí. Son los más altos de la mayoría de los casos de agresión sexual, acoso y asesinatos de toda nuestra formación, el Ejército Estados Unidos. Así que estamos recibiendo una mirada externa para ayudarnos”, aseguró McCarthy.

McCarthy anunció que el Ejército va a lanzar una iniciativa llamada “Proyecto Inclusión” que incluye temas como la discriminación, el acoso, la agresión sexual y el suicidio. Los resultados, conclusiones y recomendaciones alimentarán a un equipo presidido por el subsecretario del Ejército y el subjefe de estado mayor de esta institución, precisó.

El secretario señaló que se ha reunido con soldados de todos los niveles para informales que un grupo independiente está investigando las causas asociadas con el aumento de delitos y actos violentos, para entender mejor qué está sucediendo en Fort Hood.

Pero McCarthy no dio señas de considerar la violencia entre sus filas como un problema estructural, más bien como algo externo. “Somos un reflejo del país y a veces algunas personas se infiltran en nuestras filas. Tenemos que encontrarlos. Tenemos que erradicarlos”, añadió McCarthy.

McCarthy visitó la base semanas después de ordenar una revisión independiente del clima de mando en la base tras el brutal asesinato de la soldado Vanessa Guillén, tras denunciar acoso sexual y sin que las autoridades militares investigaran de forma rápida y eficaz su desaparición durante meses.

El secretario aseguró que protegerán y honrarán el legado de la joven soldado de 20 años, quien fue asesinada el 22 de abril, creando “cambios perdurables”. “Una agresión y un acoso es demasiado”, enfatizó.

Asimismo, afirmó que está en discusiones un proyecto de ley que se presentará ante el Congreso y que busca abordar los mecanismos de denuncia por agresión y acoso sexual en el Ejército.

El jefe militar señaló que la muerte de Guillén se ha convertido en un punto de inflexión y un catalizador para el Ejército al poner de relieve las agresiones sexuales y el acoso dentro de la institución.

También reconoció a los sobrevivientes que han presentado sus experiencias en las redes usando el hashtag #IamVanessaGuillen.

Sin embargo, el Ejército ha puesto en entredicho la versión de la familia de Guillén que señaló que Aaron Robinson, quien se suicidó el 1 de julio mientras la policía intentaba detenerlo, la acosó sexualmente, antes de apalearla hasta la muerte. El Ejército ha dicho que no hay pruebas que apoyen esta afirmación. McCarthy puntualizó que el caso aún está bajo investigación.

Muere otro soldado latino

Las declaraciones del líder militar se dan tan solo unos días después de que fuera hallado sin vida otro soldado latino en las cercanías de la base. Se trata de Francisco Gilberto Hernández-Vargas, de 24 años, el cuarto militar fallecido en los últimos tres meses.

Su cuerpo fue encontrado sin vida en el lago Stillhouse Hollow, a pocas millas de la base militar.

Hernández-Vargas estaba siendo arrastrado en un flotador amarrado a un bote cuando se sumergió bajo el agua, informaron testigos a los agentes del condado de Bell, según informa la cadena de televisión WFXR.

Las autoridades militares están investigando las circunstancias de la muerte de este soldado de origen hispano de Woodside, Nueva York, que se alistó en el Ejército en 2017 como especialista de fusiles automáticos y durante su carrera militar fue galardonado con varias condecoraciones.

“La familia Black Knight –una unidad especial del Ejército- está desconsolada por la pérdida de Francisco Hernández. Nuestros corazones están con su familia y amigos durante este momento difícil”, lamentó días antes el teniente coronel Neil Armstrong.

El descubrimiento del cuerpo de Hernández-Vargas se produce después de la larga búsqueda de Guillén, cuyos restos fueron encontrados el 30 de junio después de estar dos meses desaparecida.

Tras conocerse los detalles de su brutal asesinato, los familiares de la soldado latina fueron recibidos por el presidente, Donald Trump, al que pidieron impulsar una ley que proteja a las víctimas de acoso sexual dentro del Ejército, además de exigir el cierre de la cuestionada base militar.

Después fueron hallados los restos del soldado Gregory Wedel-Morales, cuya muerte sigue bajo investigación, así como la del soldado de origen filipino Mejhor Morta, el 17 de julio.

A %d blogueros les gusta esto: