18 de octubre de 2021

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

Niña que murió golpeada en casa lleva más de un mes en morgue de Nueva York por desacuerdo entre sus padres

Julissia Batties aún no ha podido descansar en paz, más de un mes después de haber muerto a golpes supuestamente causados por su medio hermano adolescente, protegido por su madre.

El cuerpo de la niña de 7 años fallecida en el complejo NYCHA Mitchel Houses en Alexander Avenue (El Bronx), la mañana del 10 de agosto, sigue en la morgue de la ciudad mientras sus padres separados discuten sobre los arreglos del funeral, informó New York Post.

La niña fue parte de una acalorada batalla por su custodia durante casi toda su vida y la lucha continúa: su madre quiere que la incineren y su padre espera que pueda ser enterrada.

La mamá, Navasia Jones, quien acabada de recuperar la custodia de Julissia cuando murió, presentó una petición el viernes a un juez para que le otorgara el control sobre los arreglos del funeral y la “disposición” del cuerpo de la niña. Ella quiere que incineren a su hija para que “siempre tenga algo para recordar [a Julissia]”, dice la presentación en la Corte Suprema de El Bronx.

Pero el padre Julius Batties -cuya madre Yolanda Davis estuvo a cargo de la niña en varias ocasiones e intentó en vano durante años obtener su custodia permanente-, quiere que Julissia sea enterrada en el mismo cementerio de Nueva Jersey junto a su abuelo paterno.

Aparentemente Jones obtendrá la victoria, pues los otros parientes lucen ya resignados. “Estoy listo para dejar descansar a mi bebé para que pueda estar en paz”, dijo Batties el martes a la prensa. Davis estuvo de acuerdo: “Sólo quiero que descanse. Nunca supe que tendríamos que luchar por su cuerpo”, agregó la abuela angustiada. “Pensé que enterraríamos al bebé y eso es todo”.

La pequeña Julissia fue hallada con lesiones en la cabeza y el cuerpo dentro de su apartamento NYCHA la mañana del 10 de agosto. Jones llamó a 911 y primero informó a NYPD que su hija se había caído y lesionado la cabeza contra un escritorio alrededor de las 5 a.m. Pero su hijo adolescente de 17 años admitió más tarde que él había golpeado a su hermana ocho veces en la cara cuando su madre salió esa mañana temprano. Supuestamente estaba molesto porque la niña seguía yendo a la cocina para buscar bocadillos. Fue trasladada de urgencia al Hospital Lincoln, pero no pudo ser salvada.

El informe de un médico forense reveló que Julissia murió por un traumatismo en el abdomen, y también confirmó lesiones nuevas y antiguas en la cara y el brazo. El caso fue declarado homicidio, pero nadie ha sido detenido. La madre de 35 años, que sufre de trastorno bipolar, tiene ocho arrestos anteriores, incluidos dos por amenaza, dijeron las fuentes. En esa casa vivía con sus tres hijos: el adolescente que habría confesado los maltratos, un bebé de 3 años y la niña fallecida.

La policía había sido llamada a esa casa seis veces en dos años por sospechas de abusos y Jones apenas había recuperado la custodia de la niña en junio, en lo que sería un nuevo caso de grave negligencia de la Administración de Servicios para Niños (ACS). Incluso una semana antes de la muerte, la madre impidió que entrevistaran a la niña, dijo una fuente policial a Pix11.

Al menos otros dos niños han muerto en los últimos días en NYC víctimas de abusos en sus hogares. Si usted es víctima o sospecha que alguien algún está siendo maltratado, sobre todo si es un menor de edad o anciano:

  • Llame al 911 o al 1.888.NYCWELL (1.888.692.9355).
  • Envíe el mensaje de texto “WELL” a 65173.
  • Revise información en https://nycwell.cityofnewyork.us/es/