4 de julio de 2022

controlandoelejido.com

Tu Portal digital dominicano en new york

A 33 días de zozobrar embarcación donde murieron 11 haitianas en PR; hoy serán sepultadas

Un grupo de empresas, iglesias y otras entidades locales, junto a la comunidad haitiana en la Isla, darán hoy cristiana sepultura a las 11 mujeres que murieron ahogadas luego que la embarcación en la que viajaban naufragó el 12 de mayo al norte de la Isla de Desecheo en Puerto Rico.

Como parte los actos, una comitiva fúnebre partirá a las 10:00 a.m. de hoy, de la funeraria Ehret, en la ciudad de San Juan, hasta llegar a la Iglesia Santa Teresita en la calle Loíza, donde será recibida por la banda de la Congregación Mita.

En el lugar, se llevarán a cabo varios servicios ecuménicos dirigidos por líderes de varias congregaciones religiosas y luego la comitiva partirá de la iglesia a las 12:30 p.m.

El séquito llegará a eso de la 1:30 p.m. al Cementerio Municipal de la ciudad capital.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) estimó que entre 68 a 71 personas venían en el barco que naufragó al norte del Pasaje de Mona y al oeste de Puerto Rico.

El capitán de la yola, Fermin Montilla, se encuentra sumariado en una prisión luego de que el magistrado federal Marshal D. Morgan decidió que debería seguir detenido a la espera del juicio en su contra.

El hombre fue uno de los 38 sobrevivientes y rescatados por la Guardia Costera. Los viajeros que traía en el fallido viaje ilegal hacia Puerto Rico lo señalaron como el capitán del pequeño barco.

En el naufragio murieron 11 mujeres haitianas y otras 30 personas se presumen fallecidas al no haber sido halladas con vida durante los operativos de rescate y salvamento.

De una declaración jurada por el agente Giovanni González, adscrito a la rama investigativa del Departamento de Seguridad Nacional (HSI, en inglés), trascendió que dos testigos de nacionalidad haitiana identificaron a Montilla como el capitán de la yola que cargaba entre 62 y 72 personas a bordo. Los testigos dijeron a los agentes que pagaron a Montilla $2,000 y $5,000 por el viaje.

De las entrevistas realizadas a los sobrevivientes, trascendió que la yola había embarcado en el viaje el pasado 10 de mayo a las 10:30 de la noche desde una playa cerca de Boca Yuma en República Dominicana. Debido a la integridad deficiente de la embarcación, el agua comenzó a meterse y debido a las condiciones marítimas álgidas, la yola zozobró.

Tras ser detenido, Montilla fue identificado por las autoridades federales como reincidente, habiendo sido acusado previamente por tráfico ilegal de inmigrantes. Ya era investigado por las autoridades de la República Dominicana por el mismo delito.